Dios esta esperando que le permitas cambiar tu vida…

Archivo para la Categoría "Estudios Biblicos"

CUÁL ES LA MEJOR TRADUCCIÓN DE LA BIBLIA

CUÁL ES LA MEJOR TRADUCCIÓN DE LA BIBLIA

CB064076Las tres traducciones más usadas por cristianos evangélicos son: La Reina Valera1960, La Nueva Versión Internacional y la Biblia de Las Américas.

La Reina Valera 1960 es la más antigua de las tres. Tiene su origen en la versión del año 1569 y más adelante en las versiones; 1602; 1862 y 1909. Continua siendo la de mayor aceptación para muchas personas.  Es conocida como la Versión Autoritaria de la versión 1611. Aunque contiene muchas palabras en el Castellano antiguo, (algunas de las cuales han cambiado en la práctica y solo se hablan en España) muchas personas aprecian su dignidad y fidelidad.

La Nueva Versión Internacional fue completada en el año1978.  Sus traductores no intentaron traducirla estrictamente palabra por palabra, pero apunta más a ideas equivalentes.  Como resultado, esta versión no sigue las palabras exactas del griego y hebreo de los textos originales tan cerca como lo hacen las versiones Reina Valera y La Biblia de las Américas.  Sin embargo, puede ser considerada como una fiel traducción, y su expresión idiomática y lúcida la hace popular, especialmente para leer durante tiempos devocionales.

La Biblia de las Américas, fue completada en el año1971. Es una revisión de la American Standard Version de 1901.  Es una traducción literal del los lenguajes del Hebreo y Griego, haciéndola favorita para muchas personas para estudio Bíblico.

¿CUÁL VERSIÓN ES MEJOR USAR?

Finalmente, esa decisión necesita ser tomada individualmente.  Cada una de estas versiones tiene fuerzas y debilidades, pero son traducciones confiables de la Biblia.

Idealmente, el estudiante serio de las Escrituras, se debería familiarizar con concordancias y otras ayudas, de modo que incluso sin tener un conocimiento completo de los lenguajes originales, pueda explorar algunos de los matices del significado que se presentan fuera de los textos originales.

BUSCADORES INCANSABLES DE LA PRESENCIA DIVINA, A.W. Tozer

BUSCADORES INCANSABLES DE LA PRESENCIA DIVINA, A.W. Tozer

“Dios está presente en todo punto del espacio, si no podemos ir a ningún lugar donde él no esté, si ni aun podemos concebir lugar alguno donde Dios no se encuentre, ¿por qué entonces dicha Presencia universal no es la más celebrada verdad del mundo? (…) Las gentes no saben que Dios está aquí. ¡Qué diferente sería todo si lo supiesen!

¿Por qué algunas personas hallan a Dios en una manera que otros no pueden? ¿Por qué Dios manifiesta su Presencia a algunos pocos, y deja inmensas multitudes en la media luz de una experiencia cristiana imperfecta? Por supuesto, Dios desea lo mismo para todos. Él no tiene favoritos dentro de su familia. Lo que hace por una de sus criaturas, puede hacerlo por cualquier otra. La diferencia no la hace Dios, sino nosotros.

Escojamos al acaso una veintena de grandes santos cuyas vidas son conocidas de todos. Estos pueden ser personajes bíblicos o de la historia de la iglesia. Nos llamará la atención el hecho de que siendo todos ellos santos, no todos son iguales. En algunos casos la diferencia es tan notable que llama poderosamente la atención. Por ejemplo, cuan diferente fue Moisés de Isaías, Elías de David, Pablo de Juan, San Francisco de Asís de Martín Lutero, Tomás de Kempis de Carlos Finney. La diferencia entre ellos es tan grande como la vida humana: diferencia de raza, de nacionalidad, de cultura, de temperamento, de costumbres, de cualidades personales. Sin embargo todos ellos, día tras día, anduvieron en la elevada senda de la vida espiritual, por encima del camino común de los demás. La diferencia entre ellos era puramente incidental, y nada significaba a los ojos de Dios En alguna cualidad vital, ellos eran idénticos. ¿Cuál era esa? Me aventuraría a decir que la cualidad vital que los unía era la receptividad espiritual. Había en ellos algo que siempre estaba abierto para el cielo; algo que los impelía hacia Dios. Sin intentar hacer ningún análisis de ellos, diré únicamente que tenían comprensión, espiritual, y que la cultivaron de tal modo que llegó a ser lo más grande de sus vidas.

La diferencia entre ellos y el resto de los mortales consistió en su deseo de vivir en comunión con Dios, e hicieron todo lo que estuvo a su alcance para lograrlo. Durante toda su vida tuvieron el hábito de responder a lo espiritual. No desobedecieron la visión celestial. Como lo dice el salmista David, “Mi corazón ha dicho de ti, Buscad mi rostro. Tu rostro buscaré, oh Jehová” Como en todo lo bueno de la vida humana, detrás de esa actitud receptiva está Dios. La soberanía de Dios está allí, y la sienten aun aquellos que le dan mayor importancia teológica.

Importante como es el hecho de que Dios está trabajando con nosotros, quiero advertir que no pongamos demasiada atención en ello. Puede conducir a una estéril pasividad. Dios no nos exige que comprendamos los misterios de la elección, predestinación ni la divina soberanía. La mejor manera de encarar estas verdades es levantar los ojos al cielo y decir: ” ¡Oh, Señor, tú lo sabes!” Son cosas que pertenecen a la profunda y misteriosa omnisciencia de Dios. La investigación de estos misterios podrá formar teólogos, pero jamás santos.

UNA GENERACIÓN DE BUSCADORES SUPERFICIALES

La generación de cristianos que ha crecido entre botones eléctricos y computadoras se impacienta cuando se le pide que emplee métodos más lentos. La verdad es que hemos estado tratando de emplear métodos mecánicos en nuestras relaciones con Dios. Leemos apresuradamente la porción bíblica marcada en el cuaderno, y luego salimos corriendo a la reunión evangélica para escuchar a un aventurero religioso venido de lejanas tierras, pensando que eso aliviará nuestros problemas espirituales.

Los resultados trágicos de estas cosas los vemos en todas partes: en la vida superficial que viven muchas personas tituladas cristianas, en la filosofía hueca que sostienen y el elemento frívolo y burlesco que predomina en las reuniones evangélicas, en la exaltación del hombre y en la fe que se pone en los actos puramente externos; en los “compañerismos” religiosos y parecería con enemigos del evangelio, y en los medios comerciales que se emplean para hacer la obra de Dios. Todos estos son síntomas de una grave enfermedad, una enfermedad que afecta la misma alma del cristiano.

Ninguna persona es responsable directa de esta enfermedad. Más bien, todos somos un poco culpables de ella. Todos hemos contribuido, directa o indirectamente, a este estado de cosas. Hemos sido demasiado ciegos para ver, o demasiado tímidos para hablar, o demasiado egoístas para no desear otra cosa que esa pobre dieta con la cual otros parecen quedar satisfechos. Para decirlo de otro modo, aceptamos las ideas de unos y otros, imitamos las vidas de otros, y aceptamos lo que ocurre a otros como el modelo para nosotros.

Por toda una generación hemos estado descendiendo. Nos encontramos ahora en un sitio bajo y arenoso, donde solo crece un pasto pobre, y hemos hecho que la Palabra de Dios se ajuste a nuestra condición, y todavía decimos que este es el mejor alimento de los bienaventurados. Se requiere firme determinación, y bastante esfuerzo, para zafarse de las garras de nuestro tiempo y volver a los tiempos bíblicos. Pero es posible hacerlo. Los cristianos del pasado tuvieron que hacerlo así. La historia relata algunos de esos regresos en gran escala, encabezados por hombres tales como San Francisco, Martín Lutero y Jorge Fox. Desgraciadamente, en estos días no parece vislumbrarse ningún varón de la talla de estos.

Si vendrá o no vendrá un hombre de estos, es algo en que los cristianos no están bien de acuerdo, pero eso no importa. No pretendo saber todo lo que Dios hará con este mundo, pero creo saber lo que hará con el hombre o la mujer que individualmente le busca, y puedo decirlo a otros. Dejad a cualquier hombre volverse a Dios, dejadle que se ejercite en la santidad; que trate de desarrollar sus facultades espirituales con fe y humildad, y ya veréis los resultados, mucho mayores que en los días de flaqueza y debilidad.

Cualquier cristiano que sinceramente se vuelve a Dios, rompiendo el molde en el cual ha estado encerrado, y recurre a la Biblia con el objeto de hallar en ella sus normas espirituales, será dichoso con sus hallazgos.

ORACIÓN

¡Oh Dios y Padre! Me arrepiento de mi excesiva preocupación por las cosas materiales. He estado demasiado enredado en las cosas del mundo. Tú has estado aquí, y yo no me he dado cuenta de ello. He estado ciego, y no te he visto. Abre mis ojos, para que pueda verte en mí y alrededor de mí. Por amor de Jesús, amén.”

Adaptación de un fragmento tomado del libro LA BÚSQUEDA DE DIOS de Aiden Wilson Tozer.

Venciendo Los Obstáculos (Porque al vencer sin obstáculos se triunfa sin gloria)

venciendo-obstaculos

VENCIENDO LOS OBSTACULOS

La Corbata de Spurgeon

La corbata de Spurgeon
Spurgeon lucía en cierta ocasión una larga y vistosa corbata de aquellas que estaban muy de moda en la época en que “el príncipe de los predicadores” llenaba los templos y salones de espectáculos más grandes de Londres.

Después de la predicación, se le acercó una señora que era conocida de él: de esas que son muy devotas; pero cuya mayor preocupación es descubrir los defectos del prójimo.
—Señor Spurgeon —le dijo—, he traído mis tijeras; pues deseo acortarle esa corbata que es muy mundana y demasiado larga para un predicador del evangelio.
—Corte como quiera, señora —fue la respuesta—. Pero antes permítame usar sus tijeras para cortar algo que usted lleva, una cosa que es demasiado larga, y que produce grave daño a su testimonio cristiano.
La mujer sorprendida, no se opuso en absoluto. Y entonces Spurgeon, sonriendo, le dijo:
—Saque la lengua, señora.—

Tribuna Evangélica. 109. J. WHCharles Spurgeon

CINCO PROMESAS DE DIOS PARA TU VIDA

BIBLI

CINCO PROMESAS DE DIOS PARA TU VIDA 

¿Buscas a Dios consistentemente en la Palabra y oración? ¿O lo has intentado una y otra vez, te has desanimado y dado por vencido? Ya estamos lo suficientemente adentrados en el año para saber que esta es la historia de muchos de nosotros. Las resoluciones han empezado a estancarse. Y si incluso logras tener un tiempo con Dios, ¿es vivificante? ¿O es sólo seguir el procedimiento, leer el pasaje asignado, orar por lo que hay en tu lista, y sentirse aliviado cuando termina?

No es tarde para hacer algunos buenos cambios. Así que si estás luchando para pasar tiempo con Dios, aquí hay promesas que pueden ayudar:

Dios Es Mi Supremo Gozo

Envía tu luz y tu verdad; que ellas me guíen… Entonces llegaré al altar de Dios, a Dios, mi supremo gozo. (Salmos 43:3-4)
Dios promete ser nuestro supremo gozo, no por lo que Él da, sino por lo que Él es. Cuando lo contemplamos y adoramos tenemos infinitamente más gozo que el que tenemos en cualquier otra cosa.

Entonces, ¿por qué preferimos seguir durmiendo antes que buscar a Dios? Es porque no estamos confiando en que Dios es nuestro supremo gozo. ¿Qué podemos hacer entonces?

No retiñas tus dientes e intentes con más fuerza. Haz lo que el salmista dice – pídele a Dios que envíe su luz (el trabajo del Espíritu Santo que ilumina el corazón) y su verdad (la Palabra de Dios). Luego ora sobre promesas que describen a Dios como tu gozo, como Salmos 43:3-4; Salmos 16:11; Mateo 13:44; y 1 Pedro 1:8.

Mientras lo haces, Dios enviará su luz y verdad para que veas y sientas que Él realmente es tu supremo gozo. Entonces, cuando veas que en Él se halla infinito gozo, querrás pasar tiempo con Él.

Oír la Palabra de Dios Aumentará Mi Fe.

Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo. (Romanos 10:17)
Muchas mañanas soy tentado a no buscar a Dios porque mi fe se siente débil. Pero eso es como no ir al doctor porque mi cuerpo se siente débil. Así como los doctores sanan cuerpos enfermos, Dios fortalece la fe débil, mientras oímos su palabra.

La fe débil es como una batería débil. Pero la Palabra de Dios es un cargador de batería. Así que cuando tu fe esté débil, abre su palabra, y conecta tu débil fe. Dios promete que mientras haces eso, te recargará.

La Palabra de Dios es la Única Perfecta Fuente de Guía

Lámpara es a mis pies tu palabra, y luz para mi camino. (Salmos 119:105)
El mundo es como una caverna muy oscura en la que no se puede ver nada. Pero Dios nos ha dado la poderosa linterna de su palabra.

Así que si emprendemos nuestro día sin meditar en la Palabra de Dios, es como tropezar a lo largo de la caverna sin prender la linterna.

Pero empezar el día en la Palabra de Dios es como prender la linterna, para que podamos ver la grieta a evitar, la roca a esquivar, el giro que queremos tomar. No emprendas tu día sin prender la linterna.

Cuando Ores, Dios Responderá

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. (Mateo 7:7)
Una razón por la que no oramos es porque creemos en la mentira de Satanás de que la oración no hace nada. Pero eso no es lo que Jesús enseñó. (Mateo 7:7)

Jesús promete que cada vez que oremos, Dios responderá. Él hará exactamente lo que le pedimos, o incluso algo mejor, que no habría hecho si no hubiésemos orado.

Así que si empiezo el día orando por mi corazón, matrimonio, hijos, trabajo, y ministerio, entonces Dios hará cosas en mi corazón, matrimonio, hijos, trabajo, y ministerio que no hubiera hecho de no haber orado. Confía en la promesa de Dios sobre la oración – y ora.

Esto Es lo Único Que No Será Quitado

“Marta, Marta, tú estás preocupada y molesta por tantas cosas; pero una sola cosa es necesaria, y María ha escogido la parte buena, la cual no le será quitada.” (Lucas 10: 41-42)
Marta se había mantenido ocupada en la cocina, mientras María se sentó a los pies de Jesús, escuchando su palabra. Y Jesús dijo que María había tomado la decisión correcta, porque había escogido la única cosa que no le podía ser quitada.

Todo lo demás te puede ser quitado. Pero el tiempo con Jesús nunca te será quitado, porque el corazón que nutres para Jesús te traerá gozo incrementado en Él por siempre. Y para siempre.

Así que si no has pasado tiempo con Dios, y eres tentado a leer las noticias, Facebook, o una llamada telefónica, detente. Pregúntate: ¿qué me traerá gozo que nunca me será quitado?

Luego, deja a un lado todo lo demás para unirte a María a los pies de Jesús, escuchando su palabra.

Mañana a la Mañana

La alarma suena.

Estoy cansado. Tal vez duerma sólo un poco más. Pero espera…

-Dios me está invitando a un supremo gozo.
-Su palabra fortalecerá mi débil fe.
-Su palabra dará luz en la oscuridad a mi alrededor.
-Cuando ore, Dios obrará.
-Esto es lo único que no me puede ser quitado.

-Creo que me levantaré…

“LA IDOLATRÍA CRISTIANA”

idolatria C

“LA IDOLATRÍA CRISTIANA”

IDOLATRAR: Según la explicación del diccionario, significa adorar ídolos o falsas deidades, amar con pasión o exceso a una persona o cosa, la excesiva valoración de cualquier criatura, de modo que toma el lugar del Creador.

Dios específicamente en sus mandamientos ordenó a los hombres:

“No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra; No te inclinarás a ellas, ni las honrarás…” (Éxodo 20:4-5)

El hombre por naturaleza es inclinado a la idolatría, se nos hace muy difícil creer y honrar a un Dios no visible, siempre “necesitamos” tener algo tangible, que se pueda palpar y ver.
Israel mismo apeló a las imágenes de becerros, la serpiente de metal, los baales de bronce, moloc, dagón, nebo, terafín y otros.Luego aparece también la idolatría religiosa, imágenes de santos, vírgenes, medallitas, crucificos, estampítas, y elementos de toda clase.
Y por supuesto la idolatría popular, cantantes, deportistas, Messi, kobe,Lebron, Brady, el Papa, los Beatles, actores, bandas de música, estrellas de cine, políticos, Obama, el Che, Fidel Castro, etc.
En los días antiguos se le rendía adoración a los Faraones de Egipto, a los Césares de Roma, a los Herodes, y otros emperadores poderosos.
Quienes debemos adorar a Dios “en espíritu y en verdad”, nos la hemos arreglado para utilizar e incorporar elementos, dentro de lo que hace el culto a Dios, para “sustituir” en alguna forma la idolatría “histórica humana”.
Cruces en fachadas y púlpitos (cuando la cruz es símbolo de maldición y de muerte, ideal para colocar sobre las tumbas, en los cementerios, pero no en la Iglesia que es portadora de vida y verdad)
Elementos del culto Hebreo, que no tienen nada que ver con la gracia, como candelabros, querubines, arcas, incensarios, banderas y estrellas, o se le concede propiedades místicas, al aceite de la unción, la sal, el agua, las llaves, el altar, las oraciones por las prendas, la misma imposición de manos, etc.
Y un tipo de idolatría “escondida”, detrás de una pretendida honra, es la idolatría a predicadores, apóstoles, profetas, y reverendos, que han surgido en el arco iris evangélico, en las últimas décadas y que moviliza a cristianos de todas partes, para “ver o estar cerca” del ungido, sacarse una foto junto a el, es la meta más codiciada, escucharle asistiendo a su convocatoria es la panacea (Remedio o solución que sirve para cualquier tipo de problema) mas deseada, tocarle, acercarse o que me ore, lleva a la sobre exaltación a muchos, se invierte dinero, esfuerzo, se movilizan desde muy lejos para oír al predicador famoso, para aplaudirle, y no importa si hay que pagar una entrada o hacer largas colas desde días anteriores, es lo mismo que sucede, cuando vemos una semana antes, a miles acampando, o debajo de un plástico en la calle, para lograr entrar al estadio, donde toca la estrella o la banda de rock de moda.
Llega a tanto esta “admiración idolátrica” que no pueden ver ningún defecto en su ídolo, no importa lo que diga o haga, no importa su testimonio, ni integridad, es como que “el brillo del sol” no permiten observar ninguna nube a su alrededor.
Todo es maravilloso en el “ungido”, aunque haya pedido cinco veces ofrendas y pactos, y se mueva con tres custodios vestidos de negro, aunque nadie sepa si la que está con el, es su mujer o su amante, nos cuesta sostener nuestra congregación con ofrendas y diezmos, pero no se duda en pagar lo que sea para asistir a estos encuentros.
Pablo, Juan y otros nunca aceptaron la excesiva adulación a sus personas, cuando aquella mujer les seguía diciendo:
“Estos hombres son siervos de Dios altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación. (una gran verdad) Y esto lo hacía por muchos días; más desagradando a Pablo, este se volvió y dijo al espíritu:

Te mando en nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora” (Hechos 16:16-18)
Ni siquiera los ángeles aceptan adoración, ¿como puede un hombre recibirla?
“Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas: Y después de que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas. Pero el me dijo: Mira no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios” (Apocalipsis 22:8-9)

Todo este fenómeno me trae a memoria una palabra profética de Amos:
“E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán BUSCANDO palabra de Jehová, y no la hallarán; en aquel tiempo las doncellas hermosas y los jóvenes desmayarán de sed” (Amos 8:12-13)

Y todo a su vez me hace confiar cada día mas en que Cristo ya viene por su pueblo, Tu amado(a) que lees esto, no te dejes arrastrar por las abominaciones y desfachateces de los hombres…se diferente, que en ti pueda verse a lo lejos un portador de la verdad del evangelio limpio, Santo y puro que Jesucristo nos enseño.

!Dios te bendiga!

Portadores de la verdad (1)

Nube de etiquetas

Riqui Gell

Borron y Sonrisa Nueva

Bring Me the Head of David Dixon

Fulfilling the peculiarity of my nature, one comic strip at a time.

JUVENTUD DE OJOS ABIERTOS

y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Argenis Valenzuela

Dios esta esperando que le permitas cambiar tu vida...

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

WordPress.com News

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.