Dios esta esperando que le permitas cambiar tu vida…

Archivo para la Categoría "Estudios Biblicos"

Galería

LA ETERNA FOTOGRAFÍA

“La eternidad es esta permanencia de ayeres sin mañana en la memoria.”

Arturo Uslar Pietri

“Y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.”

          (Lucas 3:22)

      Sin duda la obediencia es el camino hacia la unión, la unión produce la paz y la paz da como resultado la felicidad. Pero esta “obediencia” es un misterio, y a menos que busquemos practicarla continuamente, permanecerá oculta de nosotros. Mis escritos no tienen la intención de ser un sustituto de la biblia; es imposible decirle a alguien cómo dirigirse con la misma precisión y certeza que esta. Lo que sí tengo es la esperanza que pueda a través de ellos arrojar luces en los corazones sobre el por qué es tan necesario, y fructífero obedecer como está establecido. A menudo estoy preguntándome como se comportaría Jesucristo, si su primer viaje “en forma corporal” a la tierra hubiera ocurrido en nuestros días, ¿Qué nos enseñaría? ¿Qué diría frente a la cultura eclesiástica que hoy tenemos? ¿Dejaría que le ministre alguien con menor estatus ministerial? ¿Y que de lo secular? ¿Convocaría una rebelión para provocar un sabotaje y destituir a los corruptos que operan en los puestos administrativos del gobierno? ¿Aislaría a los que cometen actos ofensivos en contra de la integridad moral? Luego me detengo y  pienso que de estar entre nosotros,  puede que únicamente se preste a sí mismo para servir de brújula que guie el camino de los demás a la perfección, por medio de su modo de vivir trataría de hacernos a todos miembros de un mismo equipo, un equipo visiblemente diferente y selecto, luego tomaría a este equipo y le guiaría justo hasta la puerta de la obediencia. Una vez allí, la decisión de abrir o no esa puerta es nuestra.

Pero realmente ¿Qué significa la obediencia? George Mac Donald dijo que: “El entendimiento es el premio de la obediencia. La obediencia es la llave de toda puerta.” O sea que lo único que nos permite hacer uso de nuestro libre albedrio, y obtener resultados satisfactorios se llama la obediencia…una vez ante esta puerta, su “renovado entendimiento” le instara a no retroceder sin antes abrir la misma y tomar lo que para usted hay dentro. Pero ¿obedecer a que o a quien? Sin duda es la interrogante universal de la humanidad, como respuesta a esto Agustín dijo: “Obedeced más a los que enseñan que a los que mandan.” ¿Cuál es el ejemplo que tenemos para obedecer? Hoy día, en todas las áreas donde se pueda socializar (iglesias, instituciones educativas, empresas, entidades comunitarias y militares entre otras) No es extraño que encontremos a personas que fungen como líderes y desean con rigor que sus subordinados se sujeten a un sistema de leyes o reglas que en la mayoría de los casos, ellos mismos no cumplen, personas así siempre tendrán oposición entre sus dirigidos y no son las personas que cualquiera querría seguir, de hecho no son las personas que alguien deba seguir porque estos son  lideres autocráticos, que no les importa si están equivocados o no, el sentir de sus subalternos no les interesa, solo que se cumpla lo que dicen, cuando dicen y como dicen, esto es autocracia y donde hay autocracia no hay armonía. Aquí tendríamos a Agustín diciendo nueva vez que es “mejor” obedecer a quien enseña que a quien manda. “mejor”, no indica que solo se debe obedecer a quien enseña…si no que se debe obedecer con mucha más motivación que, a quien ordena una acción de forma dictatorial e imperante.

¿Cómo puede un instructor de béisbol recibir en sus filas a un niño de ocho años, y en su primer día de entrenamiento de inmediato sin una charla, ni practica previa ponerle en la caja de bateo en un juego real contra niños con mucho más conocimiento y práctica de este deporte? el niño no podrá negarse a batear, El pobre chico no sabría que hacer, ni siquiera sabría colocar las manos en la posición correcta, incluso tendría temor de hacer swing, si no hace swing será imposible conectarle a la pelota y si no conecta la pelota sin dudas será puesto fuera por parte del rival, esto podría llevar al niño a un estado de frustración y decepción puesto que puede pensar que el camino que escogió era más difícil de lo que pensó y que frente a su objetivo la actitud tomada fue más que nula. Pero ¿en realidad esto fue lo que sucedió? la situación real no es que este deporte “fuera o no fuera” lo que el chico había pensado, el meollo del asunto está en que nadie le indico nunca como debía hacer las cosas, ni los peligros que enfrentaría en el camino que había elegido recorrer, no tuvo el entrenamiento que le ayudaría a practicarlo de la manera correcta, lo cual determino su fracaso, estaba en el lugar que entendía era correcto, pero no encontró la ayuda necesaria, desconocía el campo en el cual estaba parado, su fracaso era solo cuestión de tiempo.

Al igual que el chico del planteamiento anterior, todos necesitamos que se nos indique como hacer las cosas. Todos necesitamos tener un instructor, un guía, un maestro que nos sirva de ejemplo, inclusive o máxime cuando de obedecer se trata. Esta puede ser la diferencia entre fracasar y triunfar. Hubo alguien, que hace poco más de dos milenios, en tierra palestina, apareció de la nada y hablaba de cosas que podrían hacer cambiar a la humanidad para bien, el centro de su mensaje era que el hombre debía volver su corazón hacia su creador. este hombre que bautizaba en agua en nombre de Dios y afirmaba que el reino de los cielos se había acercado, nació mientras gobernaba el autócrata Herodes, conocido también como el Grande, este reinaba sobre los Judíos, hacia cumplir las leyes Romanas a nivel local y por reticencia de la historia, se sabe de él principalmente por la masacre de los inocentes, las tropas romanas estaban destruyendo a los patriotas, Jerusalén estaba llena de pobreza y mendigos por todas partes, todo era un caos originado esencial y literalmente por las autoridades estatales. sin embargo ahora este profeta llamado Juan el Bautista anunciaba que se acercaba una nueva fuerza que contrarrestaría y dejaría en falso los poderes del mundo, los cuales en tiempos de sus profecías estaban en manos de la descendencia de Herodes.

Sin duda su mensaje central era este y el mismo representaba una seria amenaza para dichos poderes, <> pero ¿Acaso seria Juan la Cabeza de este poder? La pregunta rondaba por toda la ciudad, ya que había alcanzado gran fama como profeta, aunque esta fama no dejaba que la gente olvidase del todo que él era solo un esenio, que se alimentaba de los insectos en el bosque. No es menos cierto que una gran parte de las personas que escuchaban predicar a este extraño hombre que había salido del desierto de Judea, se iban con la idea de que habían oído hablar a un verdadero profeta o quizás a alguien superior. No sorprende que el corazón de estos Judíos se estremeciera grandemente ante este ser y sus palabras. Es probable que en la historia de Israel no hubo otro momento en que sus habitantes necesitaran más el consuelo divino, ni anhelado más ardientemente la restauración del reino. Podría decirse que en toda la historia judía, el mensaje de Juan “el reino de los cielos está cerca” nunca hubiera podido ejercer un impacto tan profundo y contundente como en el tiempo en que este apareció de forma inexplicable a la orilla de este cruce austral del Jordán.

Para que el mensaje de Juan sea comprendido, hay que conocer la situación del pueblo Judío en el momento en que este hace su aparición. Durante el último siglo Israel se encontraba en medio de confusión y caos, no sabían explicar el porqué de su continuo sometimiento a los soberanos gentiles. El nacimiento y vida de Juan se había desarrollado hasta cierto punto, en tiempos de Cesar Augusto, cuando por todo el Imperio Romano se respiraba un aire de esperanza. Más que ningún otro gobernante, Cesar augusto aumento las expectativas en cuanto a lo que un líder podía lograr y a lo que el pueblo podía conseguir a través de este. De hecho se dice que fue él quien primero utilizo la palabra griega o para referirse al nuevo orden mundial establecido bajo su reinado. El imperio lo proclamo dios y habían definido los ritos a llevarse a cabo para rendirle culto. Muchos entendían que su régimen estable e ilustrado permanecería para siempre y sería una solución definitiva al problema de gobierno.

Del lado de Israel la historia era diferente en el tiempo en que Juan nació, se esperaba sin esperanzas que Herodes fuera derrocado o removido del cargo. Era un hombre de suma crueldad, cuyas macabras acciones tenían el apoyo de Roma, era capaz de tomar las más atroces y despiadadas medidas que la mente humana pueda imaginar. Sobre Herodes el escritor Philip Yancey al referirse a la matanza de los inocentes, dice en su libro ‘El Jesus que nunca conocí’: ‘Si bien la historia secular no menciona dicha atrocidad, nadie que sepa de la vida de Herodes duda de que fuera capaz de esto. Mató a dos cuñados, a su propia esposa Marianne, y a dos de sus propios hijos.’ Tomando en cuenta esto ¿Qué podrían esperar los judíos para sí mismos? Después de todo él siempre fue considerado un Rey Extranjero ya que aunque era hijo de padre idumeo y de madre árabe, fue educado al mejor estilo griego. Era exceso de ingenuidad esperar una mejor suerte y menos ahora –en tiempos de la predica de Juan- que sobre ellos gobernaba la descendencia de este, cuyos hijos le superaban en crueldad y desconsideración (en especial  Arquelao, quien quedo a cargo de Judea y Samaria con el título de Rey y Herodes Antipas, quien gobernaba sobre Galilea y Perea). Fuese quien fuese el que Juan proclamaba, sin duda ellos entendían que debía enfrentar y vencer primero a esta ‘bestia’ llamada descendencia Herodes, y luego ir por la cabeza del imperio Romano que había sido dejada en manos de Tiberio Cesar (Hijo adoptivo de Cesar Augusto) y arrebatarle a estos la soberanía del pueblo Judío.

Sin duda la situación de los Judíos era más que difícil, era una desventura anticipada arriesgarse a vaticinar que sus niños llegarían a ser jóvenes, sus jóvenes adultos y sus adultos ancianos, con el estilo de vida que les habían impuesto esto parecía imposible. Quien estuviera a favor de defender la ya perdida libertad de la nación debía tener el poder necesario para contrarrestar todo esto.

Los mismos judíos no sabían explicar la razón de cómo llegaron hasta aquí, mucho menos como habrían de salir de este letargo,  mas, se dice que en ese último siglo previo a las profecías de Juan, se había levantado una nueva escuela de educadores llamada los apocalípticos. Estos fomentaban un sistema de creencias que explicaba, que los sufrimientos y humillación por los que estaban pasando los judíos, se debía a una especie retaliación o paga por los pecados que esta nación había cometido. Para esto Recurrían a las razones  conocidas por todos destinadas a explicar la cautividad en Babilonia y en otros lugares en tiempos pasados, más los apocalípticos también enseñaban, que Israel debía cobrar ánimo, porque los días de su aflicción estaban por terminar. Según ellos el castigo disciplinario del pueblo elegido de Dios estaba llegando a su fin. La paciencia de Dios con los extranjeros gentiles se estaba agotando. Se aproximaba el final de la era Romana, lo cual era sinónimo del final de los tiempos, y de algún modo del fin del mundo. Estos se apoyaban en las profecías de Daniel, y en consecuencia enseñaban que la creación estaba rumbo a su última etapa, que los reinos de este mundo estaban a punto de convertirse en los reinos de Dios. Para la mente de los judíos de aquel tiempo,  este era el significado de la expresión “el reino de los cielos” que figura en todas las enseñanzas de Juan. Pero lo cierto es que Dios es un padre bueno, y un padre bueno no puede poner en manos de su hijo una pertenencia que había retirado de él porque este le irrespetaba y se comportaba de manera inapropiada, cuando el hijo aún no ha demostrado que ya le respeta y que se ha encarrilado de nuevo por el buen camino. La desobediencia del pueblo, había provocado que Dios enmudeciera por varios siglos. Por amor, sus palabras finalmente habían llegado y el principio de su mensaje a través de Juan era: ¡Arrepentíos, porque el reino de los cielos esta cerca! Este hijo –Israel- no podría tener de vuelta lo que le había sido quitado, sin que antes mostrase su arrepentimiento y buscase a toda costa encontrar el misterioso, eficaz y positivo camino de la obediencia el mismo que profesaba Juan y sin el cual era imposible participar del reino de Dios.

Para ello necesitaban como de costumbre, un ejemplo, un líder, un guía, alguien que hiciera lo que ellos debían hacer y se comportase de la manera que ellos debían comportarse, Juan se prestaba como lo más parecido a esa necesidad, aunque él mismo advertía que era solo la brújula que por obediencia allanaría el camino hacia el líder que vendría. Fue en uno de esos mensajes cuando la multitud le escuchaba con diferencias de opiniones y criterios, mientras este exhortaba sobre el reino de los cielos y solemnemente alentaba a sus oyentes a “huir de la ira venidera”, cuando de pronto al levantar su vista hacia la multitud alcanzo a ver aquel rostro que irradiaba una luz espiritual que estremecía todo el lugar, aquel rostro que le provoco tanta Paz interior, aquel rostro que sin ver ya conocía, puede que al verlo Juan solo podía recordar, como un efecto mariposa aquel suceso de hace treinta años cuando Elisabet y Maria se habían encontrado, cuando apenas era un feto, que aun en el vientre de su madre al estar cerca de su señor saltó de emoción con incontenible alegría, como quien en medio del peligro festeja estar bajo un manto de seguridad que garantiza su vida. No era muy diferente ahora, puede que su corazón estuviera excitado y más que entonces, la proclamación de su mensaje se hizo visible, estaba ante sus ojos la Luz admirable, el líder de quien había hablado y dicho que tenía superioridad sobre él… puede que se dijera a sí mismo ¡Han visto mis ojos la promesa del señor! tal como el ancianito –Simeón- en la iglesia lo había hecho treinta años atrás al tomar aquel pequeño niño en sus brazos. Aun cuando las personas le veían diferente por el hecho de permanecer aislado tanto tiempo y vivir separado de la civilización, ante Juan estaba el pago por haber permanecido siendo fiel y obediente. La obediencia sin duda alguna es lo que establece el parámetro o límite entre los hombres que marcan la historia y los que son marcados por la historia. Entre los hombres que provocan cosas extraordinarias y los que son testigos de lo extraordinario. Juan tenía ante sus ajos al creador de todas las cosas, y como hombre de Dios con visión sobrenatural que ministraba por mandato divino -lo que indica relación espiritual con el creador- entiende que también debe ser ministrado y quien mejor para ministrar que el mejor de los ministros, el mismo Dios personificado en Jesus. Para sorpresa de Juan, Jesus le dice que al igual que la multitud, el desea que este le bautice. ¿Se imagina usted, que le tocase ungir a Dios, que Dios le pidiese a usted que declare sobre Él una palabra de fortaleza, fe y unción para iniciar con fortaleza el camino del evangelio? De seguro sentiría usted que está soñando o que todo es producto de su imaginación, igual le paso a Juan. Parecería más que extraño, absurdo, ilógico que Dios en la persona del hijo (Jesus) estuviese demandando que una de sus creaturas le dé su bendición. es probable que Juan en este momento tuviera una y otra vez dando vueltas en su mente las palabras que había pronunciado minutos antes al ver llegar a Jesus ¡He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! La marca que el espíritu había puesto sobre este le hizo comprender a Juan que Jesus era la materialización de la promesa de Dios, en este momento puede que se preguntara ¿Cuál es la necesidad de que Jesus –Dios hecho hombre- deba bautizarse? ¿Qué acaso el bautismo no es un plan de El para introducir la salvación en los hombre? ¿Cuál es el plan ahora? Por lo cual se opuso y declaro ‘soy yo quien debe ser bautizado por ti’…sin duda hubiera sido interesante presenciar este extraordinario e irrepetible episodio entre estos ‘primos’ de segunda generación. Es como si la historia se hubiera repetido, Tres décadas antes Maria –Madre de Jesus- había acudido a buscar apoyo y comprensión a la casa de su prima Elisabet –Madre de Juan- y ahora el vástago de Maria a acudía donde el vástago de su prima.

Jesús y Juan representaban dos escuelas de pensamiento diferentes pero con un propósito común ‘obedecer’, dos tipos de creyentes con marcada diferencia en su actitud pero con intenciones similares. Jesús parecía el líder con carisma, que a través de su alegre personalidad seduce a las masas a encarrilarse por el angosto camino de la verdad. Juan por su parte se mostraba como el líder selectivo con vara de hierro y manos de miel cuyo único propósito es que el hombre se reconcilie con su creador y escape de la ira de este. Parecían estar en lados laterales de un mismo puente, Juan parece defender la doctrina Mosaica, mientras que Jesus parece ser más dócil de lo establecido. Al igual que su madre al ver a Maria Juan se siente honrado de ver a su Señor…por lo cual al recibir de este las palabras de que debe bautizarle porque así conviene cumplir toda justicia, él accedió. En el emocionante episodio podemos ver como un líder establecido se funde en un acuerdo con un líder potencial para cumplir un mandato divino, con el único propósito de que las almas alcancen la salvación no importándole que esto signifique un cambio de manos para la antorcha de la fe. Me sorprendo al leer este relato, dado que la manera en que Juan –el líder establecido- acepta obedecer a Jesús –el líder potencial- es sumamente impactante, sin titubear acepta que a pesar del concepto que tiene de este,  la humanidad adoptada por  Jesús le ataba a cumplir con los procedimientos, reglas y leyes humanas establecidas, y sabe que luego de esto –que le bautice- el ya no sería más el predicador más famoso del pueblo, pero reconoce que hay mayor ganancias en saber que vivió todos sus días haciendo la voluntad de Dios aunque  no fuera  del agrado de los hombre y que lo importante en el camino de la fe no es el obrero ni la fama de este, sino la obra y la paga por adherirse a este camino. Gran enseñanza para muchos de los ‘lideres’ que vemos hoy día, aquellos que critican el ascenso y progreso ministerial de otros al punto de -consciente o no- organizar campañas de descrédito en contra de estos, emulando a los hombres que no tienen a  Dios. el evangelio ‘acomodado’ de hoy tiene esa extraña costumbre de disparar y combatir a seres de su misma especie, con el fin –se reconozca o no- de que detengan su avance esto suele ganar más terreno e importancia que recordar que todo líder llego y tomo la antorcha que alguien había dejado, por lo que algún día tendrá que dejarla para que alguien la tome y tendrá que asimilar y aceptar el momento cuando llegue.

…No se turbe, la magna enseñanza en esta historia la vemos de manos de Jesús quien siendo el supremo Rey y hacedor de todas las cosas, acepta ser uno más entre la multitud que ese día se sumergía en las aguas. Dando muestra de que el mayor recurso de un líder es la obediencia y sumisión ambas cosas se obtienen por medio de la humildad. Jesus nos muestra que la mejor forma de hacerse entender es dar lo que se pide, Hacer lo que ordena a otros que hagan y cumplir las reglas que estaban antes de que usted llegara, aunque esto signifique que alguien que fue su alumno ahora sea su maestro. Observe que aun con el arduo trabajo e incomparable ministerio que tenía por delante, Jesus no tiene problemas en acatar las normas impuestas y dirigidas por los que terrenalmente estaban al mando. Hoy día enfrentamos y luchamos en contra de egos ministeriales dentro de las congregaciones, originados en personas los cuales al hallar gracia delante de Dios, este ha prometido a estos que le llevara a lugares donde nunca soñó y le exaltara, guiara y ungirá como un príncipe, y le guardaría en todos sus caminos. Pero que es lo que les limita y les convierte en creyentes mediocres y estáticos: es el ambiente de superioridad que luego de la promesa, muestran en su andar, lo cual cultiva en ellos una actitud desobediente que impide la materialización de lo que Dios prometió para sus vidas. Recuerde, Jesus nos enseñó que hay que ser obediente para que Dios decrete una promesa grande para su vida y hay que serlo todavía más para que esta se materialice. Dios no tiene sombra de variación ¿Por qué han de tenerla sus seguidores?

¡El cordero de Dios que quita el pecado del mundo! Mostro en su ‘humana-Deidad’ como Dios se somete a Dios y el hombre a los hombres…tal como en su infancia escuchó la corrección de sus padres terrenales y les obedeció cuando estos fueron a buscarle al templo. El secreto del éxito en la vida del creyente es saber que Dios está en control de la barca aunque no le veamos con el timón en manos. Aun cuando vemos la nave zozobrar debemos confiar en que Dios solo esta plasmando en el guion un milagro mucho mayor al que habíamos pensado. Jesús tenía claro que su principal actitud a mostrar en orden de cumplir su objetivo era de obediencia y sumisión a quien le envió –El Padre- quien tenía en su agenda un tiempo y lugar específico para el desarrollo de los acontecimientos buenos y malos, a favor y en contra. Luego de ser bautizado por Juan, al salir de las aguas Jesús, la biblia nos dice que los cielos les fueron abiertos y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: ‘Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia’ sin duda un inolvidable retrato para los presentes allí, máxime para Juan. El espíritu desciende sobre el Hijo y el Padre desde el cielo da su aprobación es la única ocasión en la biblia donde se puede disfrutar de la presencia del Padre, Hijo y el Espíritu en presencia de los humanos. La paloma que sin temor se posa sobre el hombro del cordero, la voz que confirma desde el cielo el contentamiento de Dios con la obediencia de su Hijo, todo quedaría grabado en la mente de aquellas personas, sería el retrato eterno que primaria en la mente de Juan para celebrar y agradecer eternamente el privilegio que tuvo. El cordero obedeció para ser el ejemplo perfecto de que se puede ser diferente en un mundo donde todos son iguales, como Einstein dijo en una ocasión “Se tu el cambio que quieres ver en el mundo” Jesús quiso que todos obedeciéramos a Dios, Él le obedeció primero.

Galería

LA MUERTE DE LA MUERTE

LA MUERTE DE LA MUERTE

 

LO QUE TRAE LA MUERTA AL SER HUMANO ES EL HECHO DE QUE VIVE EN ENEMISTAD CON DIOS.

-HERMMAN RIDERBBOS

“Señor,- le dijo Marta a Jesús-, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto”.

(Juan 11:21)

 

Lázaro era un íntimo amigo de jesus: y, al parecer, un hombre prospero que tenía su casa de habitación en Betania, un pueblo equidistante entre Judea y galilea. Cuando cruzaba de una a otra provincia, de ida y vuelta, en sus largas y penosas caminatas para realizar predicaciones y milagros, jesus solía quedarse a descansar allí, en un cuarto de huéspedes que Lázaro había puesto a su total disposición.

De hecho, todos deberíamos tener en nuestra morada interior, allí donde habitamos

Nosotros mismos con nosotros mismos -yo conmigo, tu contigo, el consigo- un cuarto exclusivo para jesus, donde pueda sentirse a sus anchas.

En una de esas paradas técnicas en la casa de Lázaro tuvo lugar el famoso episodio de maria sentada a los pies del maestro oyendo la palabra, mientras marta se fatigaba con los oficios domésticos (Lucas 10:38-41), estas hermanas representan dos tipos de creyentes bien definidos en todas las épocas: los contemplativos y los operativos. Hay quienes, por vivir orando, nunca trabajan, y otros que por vivir trabajando, nunca oran. la vida cristiana, en todo caso, es oración en acción. Para el seguidor autentico de Cristo, orar es trabajar, trabajar es orar. Como Charles Spurgeon lo definió precisamente;

“El que trabaja y no ora es un orgulloso, y el que ora y no trabaja es un hipócrita”.

Retomemos el hilo original de este estudio, resulta que un buen día vienen a informarle a jesus que su gran amigo ha enfermado en forma intempestiva. (Fuera de tiempo y razón) poco después le dicen que ya ha muerto, el comentario del señor es positivo, porque él sabe que, aun en medio del luto y el dolor, Dios puede manifestarse. De hecho lo suele hacer en forma sobresaliente cuando las circunstancias son más difíciles: “por eso les dijo claramente: Lázaro ha muerto, por causa de ustedes me alegro de no haber estado allí, para que crean. Pero vamos a verlo”. (Juan 11: 14,15). Pero surge el contraste inevitable. De inmediato tomas, el aguafiestas que hacia parte del staff de jesus, suelta el comentario destemplado que solo podía esperarse de un tipo como él, que bien podría ser el protagonista de la vieja serie “nunca falta alguien así”: “entonces Tomas, apodado dídimo o (el gemelo), dijo a los otros discípulos: -vallamos también nosotros, para morir con él”. (Juan 11:16).

Igual que hace siglos, hoy en día los funerales son un buen termómetro de la

Espiritualidad: los ‘Tomases’ que abundan quieren acompañar al difunto hasta el más allá,

Pasando por alto la recomendación de los viejos españoles en su refranero, según la cual dicen “uno debe acompañar al difunto pero no enterrarse con él”. Aunque sabemos con el sarcasmo que tomas pronuncio estas palabras, Es reacción muy Normal llorar la pérdida de un ser querido, como parece haberle sucedido a jesus según el verso Más corto de la biblia: “Jesus lloro” (Juan 11:35) -de lo cual difiero, no me atrevo a decir que lloro por la muerte de Lázaro-en estos momentos una actitud excelente es buscar el consuelo divino, como lo hace la “operativa” Marta al salir corriendo al encuentro de jesus; otra forma de reaccionar es no reaccionar, tal cual lo hace la “contemplativa” Maria, quien se queda en casa (verso 20), aunque es bueno observar que “se pone las pilas” de inmediato cuando el señor la manda a llamar. (vv.28, 29).

Hay predicadores que presentan a maria como la protagonista de historia, la buenaza, la espiritual; y, por contraste, a marta como la mala de la misma, la que hace el papel de malvada. En mi opinión creo que, falta comprensión sobre la influencia de los temperamentos en el ejercicio de la fe: evidentemente, hay cristianos más inclinados a la oración que la acción, y viceversa, lo cual no quita merito a unos ni a otros. En este caso nótese que jesus no descalifica a marta, sino que toma partido de su reacción para ofrecer lecciones y recordar verdades eternas:

-tu hermano resucitara- le dijo jesus-.

  • Yo se que resucitara en la resurrección, en el día final -Respondió marta.

-yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mi vivirá, aunque muera; todo

El que vive y cree en mi no morirá jamás. ¿Crees esto?

 - sí, señor; yo creo que tu eres el Cristo, el hijo de Dios, el que había de venir al mundo. (Juan11:23-27).

Marta, de tradición clásica farisea, no tiene conflictos frente al tema de la resurrección, Pues ella sabe desde niña, así lo tiene gravado en su ‘disco duro’, que en el día final todos resucitaran. Jesus no necesita recordárselo en momentos en que ella experimenta el vacío dejado por su hermano Lázaro, el cual nada ni nadie lo podía llenar. La ‘prueba principal’ para esta gran mujer se hace presente cuando jesus se auto proclama como “la resurrección y la vida”. ¿Cómo puede el amigo de ella y sus hermanos, que tantas veces ha dormido en casa a quien ella le ha preparado sus platos favoritos y le ha servido una copa de vino, hacer una declaración tan increíble? Por eso, precisamente, impacta que ella, ante una pregunta de dos palabras: como “¿Crees esto?”, sin siquiera pestañar, entregue una respuesta de dos palabras: “Si, Señor”; y, de inmediato, pase a explicar la razón sencilla de ese Si. Es porque ella en su morada interior tiene reservada la alcoba VIP para el huésped eterno, quien es el Cristo, el hijo de Dios, el que los profetas de su propio pueblo anunciaron que había de venir al mundo. Esa es la clave.

Sobre Darwin:

Al margen de la resurrección de Lázaro, es espectacular dado el estado de su cadáver, y el Tiempo sin vida que llevaba, hay que mencionar si quiera brevemente a este Sr. llamado Charles Darwin quien creó la teoría de la evolución, la cual sostiene que somos “evolución y no creación”.

No hay dudas que la principal fuente de negación sobre la resurrección, y más bien punto de apoyo de la reencarnación, es la Evolución, una teoría que ha originado otras teorías, pero no se ha reconocido como ley dos siglos después de planteada, precisamente por falta de comprobación científica, como todo lo que trata de negar la existencia de Dios.

Me habría gustado ver a Darwin, presenciando la salida de Lázaro de aquel sepulcro, cuatro días después de haber muerto, ¿qué argumentos habría utilizado para explicar que Lázaro fue levantado por el mismísimo Dios en persona? ¿Cómo habría podido negar esto? ¿ Como hubiera asimilado que tenemos un Dios con tanta capacidad, la cual ni llegaríamos a imaginar?. Ya está llegando el tiempo en que los evolucionistas serán una especie en vía de extinción. Por ahora hay que tolerar a los que aun siguen aferrados a este dogma con la misma actitud de los que, siglos atrás, aseguraban que la tierra era plana y estaba sostenida sobre los lomos de cuatro elefantes.

Se dice que Darwin termino sus días reducido a cama, a causa de mortales achaques, de seguro el amigo de Lázaro podía darle ‘respiración boca a boca’ el se veía turbado en gran manera, sus dedos se retorcían nerviosamente y una mirada agónica apareció en su rostro mientras decía: “Yo era un joven con ideas amorfas (sin forma determinada), arroje dudas, sugerencias, siempre preguntándome acerca de todo, y para mi asombro las ideas se esparcieron como el fuego. Y la gente hizo de ellas una religión”. Luego de esto hizo una pausa, hablo de la santidad de Dios, y pidió que le llevaran una reunión cristiana al jardín de su casa y que le dejaran la ventana de su cuarto abiertas a fin de poder adorar a Jesus al junto de la iglesia…era una forma de disculparse con Dios aunque fuera en el último instante de su vida. se podría decir que su teoría  le esta siguiendo los pasos ya que también está muriendo, una obra escrita por un pastor español (Antonio Cruz) se llama “Darwin no mato a Dios”, Enumera una a una la inconsistencia de lo que hoy es solo una teoría sobre otra teoría. Nunca se olvide que ciencia es evidencia, no conjetura.(Nadie gana una batalla contra Dios, ni siquiera la muerte).

El único eslabón (pieza que enlazada con otras forman una cadena) perdido que Siempre debe buscarse con esmero es el que separa Adán-Darwin de Cristo, el mismo que la serpiente logro extraviar en el Edén durante ‘el origen de las especies’: el eslabón perdido espiritual, que es el que murió colgado de una cruz, pero al tercer día resucito, derrotando a la muerte, Esa es la clave.

Y a propósito de la muerte y resurrección, hay quienes dudan de ambas en el caso de Jesus, lo cual crea un doble dilema: 1) sino murió, su cuerpo era imperecedero 2) sino resucito, donde están sus restos? en este caso no hay rastros del cadáver en ninguna parte, aunque se sabe que Jose de Arimatea cedió el sepulcro de su propiedad para un sepelio de un muerto real (Mateo 27:59-60). O sea que si murió.

A principios del siglo xx, investigadores británicos en palestina ubicaron el lugar exacto,

no donde roma hace turismo con el llamado “santo sepulcro”, sino en el propio monte de la calavera, que ojala algún día alguno de nosotros pueda visitar, aunque debemos estar preparados, para emociones fuertes, porque a la salida encontraran un letrero que dice “El no está aquí, el resucito”.

El apóstol pablo considera la certeza de la resurrección como la columna vertebral misma de la fe cristiana: “Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó.  Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe.  Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan.  Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó”; (1corintios 15:13-16).

No cabe duda la clave maestra de este estudio es el hecho terminante de que El se levanto del sepulcro. El escritor John Updike lo dice en un breve poema.

“no cometamos un error:

Si resucito del todo fue con su cuerpo;

si la disolución de las células no se revirtió,

Las moléculas no se reunieron,

Los aminoácidos no se reavivaron,

La Iglesias sucumbirá”.

Todos debemos morir, (Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, Hebreos 9:27:) ni la fuga, ni escondernos Nos puede salvar, ni hay armas para resistir eficazmente. Noventa mil mueren por día, más de sesenta por minuto, y uno cada segundo. ¡Qué pensamiento tan solemne! ¡Oh, que los hombres fueran sabios, que entendieran estas cosas, que consideraran su final definitivo! Solo el creyente está preparado para comparecer a la solemne convocatoria.

La maldad, por la cual los hombres suelen escapar de la justicia humana, no puede salvar de la muerte.( Solo Jesus quien es el único que ha logrado vencerla).

Ya sabemos cómo termina la historia de Lázaro, una vez más la mano poderosa de Jesus lo vuelve a hacer, devolviendo la vida a quien la muerte la había arrebatado, dando muestras de que su poder está por encima de todas las cosas…Jesus derroto a la muerte aun en su propio caso la recibió y murió como el ciclo normal del ser humano (nacer, crecer, morir) y resucito al tercer día con poder y majestad.

Jesus es la resurrección y la vida; y, cuando estés en su presencia, probablemente solo te

Preguntara como a Marta:

-Crees esto?

El deseo de mi corazón es que puedas contestar sencillamente como ella lo hizo:

-Sí, señor, yo he creído que tu eres el Cristo, el Hijo de Dios que has venido al mundo.

Esta es la clave, y sin duda la brújula que guiara nuestros pasos hasta llegar al cielo…

Dios les bendiga grandemente…

Galería

UN ROEDOR LLAMADO PECADO

UN ROEDOR LLAMADO PECADO

“El pecado ofende a Dios, lo que perjudica al hombre”.

(Santo Tomás De Aquino)

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”.

(Romanos 3:23)

            Después de una declaración por parte de la pareja del huerto (Adan y Eva) acerca de los sucesos ocurridos allí, y el recordatorio por parte de Dios de la advertencia que previamente les había hecho, tocaba el turno de decretar las consecuencias de infringir o desobedecer las leyes y estatutos imperantes en el Edén. Dios odia al pecado, desde el principio ha sido así. Él dice que nuestros pecados nos alejan de Él y que aquellos que se dejan seducir por el pecado reciben como pago la muerte.

La pareja del huerto había desobedecido las instrucciones, dicha desobediencia se había convertido en una dificultad para el estilo de vida que se lleva en el Edén. Las reglas que priman en aquel lugar establecen que el alma que pecare debe pagar por su pecado y el precio del pecado es la muerte. Obviamente el ser humano ya no era aquel hombre inocente y de sentimientos nobles, cuya única visión era deleitarse y disfrutar de las maravillas que Dios había creado para él. La maldad había entrado, la inocencia ya no estaba, la nobleza se había perdido, su corazón que siempre fue una casa abierta tanto para las buenas como para las malas acciones –aunque de esta última no conocía- estaba ahora inclinado hacia el mal, por lo que la prolongación de su estadía en el huerto representaba un riesgo para toda la creación allí existente y el estilo de vida de la misma. Alguien dijo que; “Los pensamientos conducen a propósito, finalidad, lleva a las acciones, las acciones forman hábitos, los hábitos de decidir carácter, y el carácter fija nuestro destino”. Si traducimos esto y lo adaptamos al suceso del huerto, podemos decir que; él hombre pensó que podía ser igual a Dios, fue seducido por la idea y decidió ir en favor de la misma, fue un intento fallido, sin embargo Dios sabia que el hombre lo intentaría de nuevo, por lo que esta conducta errática seria una constante en su vida, se implantaría en sus venas como sustituto de la sangre, tomaría dominio de su pensamiento y emociones, formando así el carácter mismo de aquel ser, un carácter desconocido, no manejable para sí mismo, pero el cual asumiría como propio, este le llevaría a cometer el peor de los errores posibles y es pensar  que su futuro dependía de sí mismo.

            Dios convoco una reunión o asamblea, con las tres partes involucradas en el suceso del huerto, cada cual había sido parte fundamental del quebrantamiento de la ley impuesta por Dios en aquel lugar o dicho de otro modo de la entrada del pecado. Y como nos dice el apóstol en la primera carta de Juan (5:17) “Toda injusticia es pecado”. Y el pecado es contrario a Dios puesto que los mandamientos de Dios son justicia como nos dice salmos (119:172). El pecado se filtro por debajo de las rejillas de los corazones de Adan y Eva, engendro en ellos la injusticia. Los justos mandamientos de Dios habían sido violentados por la persuasión de un visitante no autorizado,  el cual arrojo en aquel terreno humano (el hombre) la semilla del pecado – que es lo opuesto de la justicia- lo cual  es quebrantar los mandamientos de Dios. Es obvio que desde el principio de la creación Dios puso énfasis en que la luz debía estar separada de las tinieblas, el día de la noche, e hizo todo bueno para que el hombre disfrutara de la gran bondad del creador para con su creatura. Pero esto sin dudas alteraba el guion, el ambiente de justicia había sido interceptado, se produjo una infracción y las reglas dictaminan que el infractor debe pagar, el haber albergado en su corazón al pecado le daba al hombre un pase de salida automático del huerto. La justicia y la injusticia no tienen otra relación que ser contrarias una de la otra, el hombre por voluntad propia y sentimiento adquirido había decidido ir del lado de la injusticia y por defecto ser contrario a Dios, la sentencia estaba próximo a escucharse, los vaticinios en torno al hombre no eran para nada halagüeños, no había defensas que libraran al confeso culpable (ser humano) del pago por su osadía.

Aquí el hombre se encontraría ante dos posibles opciones que definirían su futuro; 1) Que Dios cumpla con lo establecido para los infractores, lo cual es la pena de muerte  o 2) Que en su infinito amor para con su creatura Dios decida que la infracción no es tan grave como para exiliar al hombre del Edén y condenarlo a la muerte. Dios siendo Dios –sabemos lo que esto significa- y con una mentalidad decidida y perfecta donde la duda no es siquiera posible, optaría por una de las dos opciones que tenía en sus manos, la opción que decidiera nada tendría que ver con la opción desechada (o sea no fusionaría una opción a fin de perjudicar o beneficiar a la creatura), pero la interrogante aquí es ¿qué opción debía tomar? O ¿qué opción tomaría? Después de todo quien estaba siendo juzgado era su máxima creación <<el hombre>> y es probable que este dentro de sí pensara que Dios seria poco severo con el castigo –recuerde ya estaba disuadido por las palabras de la serpiente de que no moriría- e inclusive que no habría ningún castigo.

Analicemos ambas opciones; la aplicación de la primera, representaba que las palabras de advertencia por parte de Dios para los que irrespetaran las leyes, habrían de materializarse, ya que el hombre había cometido una transgresión y según las leyes establecidas, en dicha violación estaba implícito el pago por la misma, en este caso sería la muerte del transgresor. Sim embargo Dios estaba ante la difícil situación de aplicar todo el peso de la ley sobre las espalda de su obra maestra, lo cual no debía ser nada fácil para Él dado sus sentimientos hacia esta. En todo tiempo se ha dicho que el pecado original fue la causa del gran dolor de la humanidad, pero ¿Qué se supone que fue para Dios la aparición del pecado en la humanidad? Muchos han pensado, y otros tantos se han atrevido a insinuar que si Dios amaba – ama- tanto al hombre como lo señala la Biblia debió haber borrado el pecado de ellos y renovar su ser a fin de que este fuera integro de nuevo, después de todo Él tenía el poder para hacerlo ¿Por qué no lo hizo? Es aquí donde se debe analizar la segunda opción; En mi opinión Dios ama al ser humano, más de lo que este podría llegar a amarse a sí mismo, razón por la que pienso que el mayor dolor que ha causado el pecado, no fue al corazón del hombre, sino al corazón de Dios mismo, puesto que este lo separa del ser humano y el ser humano que es su semejanza –de algún modo reproducciones de Dios- es propenso a ser  abusado, herido y muerto si está lejos de su creador, lo cual es de gran dolor para Dios como creador. Tomando en cuenta esto, imaginemos que; ciertamente Dios hubiera decidido revertir el pecado que el hombre cometió dado su propia decisión, y que quitara la afrenta de este, que borrara de su mente el episodio del huerto y que todo volviera a ser como al principio. Aunque parecería una obra de caridad, una suprema muestra de amor, yo en realidad sentiría que es un signo de ambivalencia de parte de Dios y que hace uso de su omnipotencia divina para evitar su propio sufrimiento al ver al hombre -su máxima creación – huir lejos de Él, una acción así dice mucho de la benevolencia e integridad de Dios pero en sentido opuesto, ya que de este modo estaría violentando las reglas impuestas por sí mismo y a la vez quebrantaría el uso del libre albedrio por parte del hombre, lo cual no sería lógico por parte de Dios, aunque Con relación a esto hay opiniones encontradas, de que si Dios puede tal cosa, de que si todo es posible para Él, de que haga lo que haga no estaría mal, después de todo el impuso las reglas. C S Lewis dijo; <<Si usted elige decir “Dios puede dar libre albedrío a una creatura y negárselo a la vez”, ha logrado decir nada acerca de Dios. Las combinaciones de palabras sin sentido, no adquieren súbitamente sentido al anteponerles las palabras “Dios puede”. Que con Dios todo es posible continúa siendo verdadero; las imposibilidades intrínsecas no son otra cosa que inexistencias>>, debo decir que en cuanto a esto, estoy totalmente de acuerdo con Lewis, en mi opinión creo que Dios nunca podrá renunciar al juego limpio, decir que Él puede o que lo hará es sin duda una necia inexistencia.

Lo que sucedió es que los imputados y confesos culpables –lo cual no le exime de culpas- recibieron su sentencia, se les dicto la misma por orden de aparición en el suceso en cuestión. 1) a la serpiente cuya sanción se dividiría en dos partes, primero la serpiente material recibiría el veredicto; cual fue maldecida sobre todas las criaturas; de ser un modelo de gracia y elegancia en la forma física, paso a ser representación de todo lo repugnante, odioso y vil, la maldición sobre ella ha convertido su condición natural en castigo, tanto así que en hoy día es señalada con infamia y evitada con horror –esto indica que tanto el que ingenia el pecado como el que sirve de instrumento para su ejecución son culpables del mismo hecho- , al ver su estado actual nadie podría si quiera imaginar la belleza , astucia y admiración de la cual disfrutaba en el principio. 2) le toco el turno a la serpiente espiritual (Satanás) –quien opero en la mente de la serpiente física-, el autor intelectual, quien una vez tuvo un lugar admirable en el reino de los cielos (Lucero), de donde luego fue arrojado y condenado a vivir en tinieblas por la eternidad, porque  se hallo en él la maldad o pecado. Este sería degradado todavía más, y su poder sería totalmente destruido por la simiente de aquellos a quienes había engañado e inducido a cometer pecado. Dios decreto –y sabemos lo que esto significa- que pondría enemistad entre la simiente de este – no sólo los espíritus malvados, sino también hombres perversos- y la simiente de la mujer, sin duda Dios estaba dando una palabra futura, una profecía contundente, Un plan estratégico estaba tomando forma en la mente de Dios, una oportunidad para los hombres se hacia presente en los planes futuros del creador. Es probable que para este momento Satanás no entendiera las dimensiones a que se extendía la condena de lo que Dios estaba decretando sobre él, pero estaba consciente de que nada bueno se vislumbraba en la misma. Su atrevimiento no quedaría impune, Dios se encargaría de que así fuese, quizás Satanás podía pensar que Dios le repetiría la misma dosis que cuando fue arrojado del cielo, pero no, Dios tenía otros planes; dejaría a la serpiente y a su simiente a la influencia de su propia corrupción, pero no entregaría al hombre en sus manos, sino que ingeniaría un plan para traer la salvación a este, lo cual llena al diablo y sus demonios de envidia y furor, Dios enviaría un salvador en auxilio de los seres humanos, o sea el amor de Dios por la humanidad trasciende el pecado. <<Tú le herirás en el calcañar>>  esto confirma que a la serpiente espiritual (Satanás) se le permitirá herir el calcañar de los pies del salvador o redentor de los hombres, se le permitiría afligir la humanidad del salvador y traer sufrimiento y persecución sobre su pueblo, pero que haría este al respecto <<Le herirá en la cabeza>> sin duda el calcañar herido tendría la suficiente fuerza, como para pisotear la cabeza de la serpiente y de este modo neutralizar su veneno –el veneno de la serpiente está en la cabeza-, una herida en esa parte es fatal. Así de fatal será el golpe que Satanás recibirá de manos del salvador y redentor de los humanos; pero pienso que él no entendía en el principio la naturaleza y la magnitud de la condena, ¡es mi opinión claro!

3) El decreto sobre la mujer estaba por escucharse, ella había sido hallada culpable de juicio, la muerte espiritual había hecho acto de presencia sobre ella.  Dios dijo al referirse a esta; <<multiplicare en gran manera tus dolores>> ella recibió su sentencia, fue condenada como esposa y como madre, a sufrir los dolores corporales y las aflicciones mentales que trae consigo la degradación. De ayuda idónea, compañera cotidiana del hombre y participe de su cariño, su condición en lo adelante seria de simple sujeción a este.4) al hombre le dicto su sentencia; por haber hecho caso a la voz de su mujer y olvidado las instrucciones de Dios, en lo adelante estaría obligado a ganarse la vida labrando la tierra. Lo que antes de la caída podía hacer con suma facilidad y gran gozo, no podría conseguirse luego sin penosos y perseverantes esfuerzos. El hombre se convirtió en mortal por la entrada del pecado en su interior. Aunque este no murió en el momento en que desobedeció, su cuerpo sufrió una transformación, y aquella transformación lo llevaría tarde o temprano a la disolución. Habiendo sido disuelta la relación entre su alma y Dios, el hombre estaba ahora a expensas de todas las miserias que pudiera presentarle esta nueva vida y a los sufrimientos del infierno para siempre una vez partiera de la tierra, algo similar expresa el apóstol Pablo cuando en la carta a los romanos (3:23) dice;  <<Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios>> aunque hay grandes diferencias en cuanto a la naturaleza y amplitud del pecado en los seres humano, no hay diferencia alguna entre los mejores y peores hombres, en cuanto al hecho de que <<todos pecaron>>  y así todos están bajo la ira de Dios, y en su andar el hombre no ha ganado el honor, ni aprobación de tener parte con Dios, sin dudas con el pecado originado en el Edén, se perdió una parte de la cadena que unía todas las cosas.

Este capítulo en la historia del hombre, es sin lugar a dudas el que nos brinda el único relato verdadero del origen de todos los males físicos y morales de los cuales padece el mundo, mientras que da una especie de soporte al carácter moral de Dios; demuestra que el hombre, que fue desde su concesión justo, cayó por no poder resistir la tentación; y haciéndose culpable y miserable, sumió a toda su posteridad en el mismo abismo. Pero la gracia de Dios y el amor para con sus creaturas, parecía haber dejado una brecha para que aquel que una vez fue desterrado para siempre de su lugar de origen, tuviera la oportunidad de regresar,  puso ante este la promesa de un Salvador; y confirió sobre aquella que tenía la ignominia de introducir el pecado, el honor futuro de introducir al redentor.

Imagen

Datos Que Quizás Ignorabas De La Biblia

  • Se dice que fue en la ciudad de Fenicia donde por primera vez se cosieron cuadernos de hojas escritas. A esta forma de presentar escritos se le conoció en griego como Biblos de donde viene la palabra BIBLIA que significa “los libros”
  • La Biblia consiste en 66 libros: 39 del Antiguo Testamento (A.T.) y 27 del Nuevo Testamento (N.T.).  
  • El A.T. comprende un total de 39 libros y tiene cinco divisiones principales:
    • 1 .El Pentateuco (Génesis a Deuteronomio),
    • 2. Libros históricos (de Josué a Ester),
    • 3. Libros poéticos (de Job al Cantar de los Cantares),
    • 4. Los profetas mayores (de Isaías a Daniel),
    • 5. Los profetas menores (de Oseas a Malaquías).
  • .El N.T. comprende un total de 27 libros y tiene cinco divisiones principales:
    • 1. Evangelios (Mateo a Juan),
    • 2. Historia (Hechos),
    • 3. Epístolas Paulinas (Romanos a Filemón)
    • 4. Epístolas universales (Hebreos a Judas),
    • 5. Profecía (Apocalipsis).
  • Toda la Biblia tiene 810.697 palabras haciendo un total de 3.566.480 letras.
  • La Biblia contiene 1,189 capítulos, subdivididos en 31,110 versículos.
  • Los libros de la Biblia fueron divididos en capítulos por Stephen Langton hacia 1228.
  • Los libros del A.T. fueron divididos en versículos por Rabbi Natán en 1448 y los del el N.T. por Robert Estienne (Stephanus) en 1551.
  • El Antiguo Testamento tiene 23.214 versículos. El N.T. tiene 7.959 versículos.
  • La Biblia requirió cerca de 1.600 años para escribirse.
  • En la Biblia hay:
    · 370 clases de pecados practicados por los hombres.
    · 3.294 preguntas.
    · 1.260 promesas.
    · 6.468 ordenes o mandamientos.
  • El A.T. fue escrito en hebreo, excepto algunas porciones que fueron escritas en arameo ((Esd 4:8–6:18; 7:12-26; Jer 10:11; Da 2:4–7:28)
  • Todo en N.T. fue escrito en griego
  • Fue escrita por cerca de 40 autores, y es toda ella internamente coherente apuntando a un solo personaje principal: CRISTO
  • Fue escrita en tres continentes: Africa, Asia, y Europa
  • Fue escrita por gente muy diversa: profetas, sacerdotes, coperos reales, pescadores, etc.
  • La biblia hebrea está escrita con escritura cuadrada, de derecha a izquierda, y sólo con consonantes.
  • La Biblia como la conocemos hoy fue ensamblada por primera vez en el Concilio de Hipona en el año 393 de nuestra era y contenía los 7 libros apócrifos.
  • Fue hasta el 3 de mayo de 1826 que la Sociedad Bíblica de Inglaterra decidió no imprimir mas biblias con los libros apócrifos
  • La primera traducción completa al español directamente de los originales hebreos y griegos fue realizada por Casiodoro de Reina y revisada por Cipriano de Valera la cual fue publicada en Basilea (Suiza) en 1569, aunque en 1280 bajo el auspicio del rey Alfonso X, el Sabio había sido hecho una traducción al español de la versión en latín llamada Vulgata
  • La primera traducción al español hecha en el continente americano fue la Biblia de Vence, la cual se publicó en México, en 1831.
  • El libro más largo de la Biblia es el de Salmos.
  • El libro más corto de la Biblia es 2 de Juan con solo 15 versículos y es seguido del libro de Abdias de 21 versículos.
  • El capítulo más largo de la Biblia es el Salmo 119.
  • El capítulo más corto de la Biblia es el 117.
  • El capítulo más largo después del Salmo 119 es Números 7.
  • El capítulo más corto después del Salmo 117 es Ester 10.
  • El versículo más corto del A.T. es  Éxodo 20:13
  • El Nuevo Testamento fue escrito solo por ocho autores, a saber: Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Pablo, Pedro, Santiago y Judas.
  • El libro más largo del Nuevo Testamento es el Evangelio según Lucas
  • El libro más corto del N.T. es la segunda carta de Juan
  • El capítulo más largo del N.T. es Lucas 1
  • El capítulo más corto del N.T. es Apocalipsis 15
  • El versículo más largo del N.T. es Apocalipsis 20.4
  • El versículo más corto del N.T.es Juan 11.35
  • El capítulo que está en el centro de la Biblia es el Salmo 118

Y para terminar, lo mejor

  • El versículo que está en el centro de toda la Biblia es:

Mejor es confiar en Jehovah
Que confiar en el hombre

Salmo 118:8

Algo Quiere Dios que notemos al colocar este verso en el centro de toda la Biblia. Que Sera?

Jesús dice que somos dioses ¿es esto cierto?

 

Jesús dice que somos dioses ¿es esto cierto?

“Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?; Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada),  ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?  Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis”.

(San Juan 10:34-37)

Si está leyendo este articulo, debo percibir que le llamo la atención el encabezado del mismo. Sé que hay interrogantes que todos tenemos y respuesta que no abastecen las mismas, quizás no sea la persona adecuada para corresponder a sus inquietudes, pero ¿Qué significa la vida? ¿Cuál es la razón por la que usted nació? ¿Cuál será el final de su historia? Para estas y otras tantas preguntas  hay respuestas verdaderas. El Dios Creador lo Hizo a usted para un magnífico propósito, él lo ha revelado en la Biblia ¿usted ha intentado descubrirlo? Veamos.

¿Ha contemplado alguna de las funciones del cuerpo humano, cómo se mueve y funciona? Desde nuestro punto de vista actual podría considerarse una verdadera maravilla, un hito insuperable de la tecnología androide o robótica. Sin embargo, sus orígenes se remontan a un pasado muy distante y, desde luego, todas las partes del cuerpo humano y la forma en que operan son motivo de asombro <<Tecnología de otro planeta>> puede ser la conclusión a la que lleguemos.

Es probable que su apreciación haya ido mas allá de su cuerpo mismo, al caminar por montañas, admirando el impresionante paisaje que le brinda la naturaleza asomándose sobre los valles cubiertos de pasto, mientras las aves se ven custodiar las alturas. O puede que tal vez  haya posado por largo tiempo a la orilla del mar, escuchando el golpeteo de las olas y disfrutando el rocío provocado por el mar al chocar con las rocas que crean ante sí una barrera impenetrable. Parece todo obra de una majestuosa y suprema mente maestra, no le culpo si se ha sentido insignificante ante tan maravillosa creación. Pero ¿Qué hay de usted? ¿Cree que la creación que le rodea es superior a usted como creación? De su respuesta ser sí, de antemano me disculpare por contradecirle. Le reto a que aunque le cueste admitirlo, reconozca  que tanto usted como la creación que le rodea cuya complejidad y belleza le asombra, no son el producto espontáneo de accidentes fortuitos. Más bien, son resultado del diseño de un artista consumado que está por encima de todas las cosas, porque ha creado todas las cosas y en todas las cosas le ha dado un lugar especial a usted…si a usted.

Si esto responde a la inquietud de ¿Por qué esta usted aquí? , Imagino que la interrogante que le surge ahora es; ¿con qué fin esta aquí? Y la verdad que a lo mejor no sea la que usted desea escuchar, pero es sin duda la que debo decirle, es que Dios ha descrito el propósito fundamental de nuestra existencia en su palabra revelada a los humanos <<La Biblia>> En ella, nos podemos enterar del increíble destino que ha diseñado para nosotros como parte de la hermosa, irrompible y excelsa relación que desea tener con usted y conmigo.

Hace un buen tiempo, el salmista David medito sobre la aparente mediocridad de los seres humanos en comparación con la grandeza de la naturaleza y el resto de la creación. Él guardo su parecer al respecto en Salmos 8:3-4: Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos,
La luna y las estrellas que tú formaste,  Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Ah, hasta este punto David todavía no ha recibido la percepción real de sí mismo, ya que se sigue colocando un escalón -o varios -debajo del resto de la creación. Pero esto pronto cambia desde el verso (5) en adelante, cuando David entiende que Dios si tiene en alta estima al ser humano, y que de hecho le ha dado a los humano cierto grado de autoridad sobre su creación. Veamos; David dice; <<Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies: Ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo, Las aves de los cielos y los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar>> (Salmos 8:5-8).

Sin duda David parece retornar al inicio de la creación, al mismo Genesis (1:26) <<Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra>>. Note que las palabras <<hagamos>> y <<nuestra>> en ese verso indican una pluralidad de Dios. Como lo dice el capitulo (1:1-3 de san juan) en el comienzo había dos entidades, pero en conjunto eran Dios, dicho de otro modo Dios y el verbo quien también era Dios. Más tarde se dieron a conocer como Dios el padre y Jesucristo (el hijo). Sin duda David parece viajar en el tiempo hacia el principio y de todo cuanto vio y escucho hubo dos palabras que impactaron y marcaron su vida <<imagen y semejanza>> por tal motivo David enfatiza en el dominio que Dios ha puesto en manos de los seres humanos.

Los versos de David en el salmo 8, son citados en el nuevo testamento por el apóstol pablo (presumiblemente) en la carta a los hebreos capitulo 2:6-7 pero alguien testificó en cierto lugar, diciendo: ¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, O el hijo del hombre, para que le visites? Le hiciste un poco menor que los ángeles, Le coronaste de gloria y de honra, Y le pusiste sobre las obras de tus manos; sin duda esta reafirmación de lo declarado por el salmista dejaría a cualquiera atónito. Pero si continuamos la lectura podremos ver más detalles: <<Todo lo sujetaste bajo sus pies. Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; Pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas>> (v. 8).

Miremos despacio; David pareciera indicar que, solo las criaturas terrenales fueron sujetas al hombre. Sin embargo, el apóstol Pablo  destaca lo expresado por David, e indica  que<<todas las cosas>> fueron sometidas al dominio de los seres humanos <<todas las cosas>>, todo lo creado. Sin embargo, también hace énfasis en que el universo entero aun  no está bajo el control del ser humano, por lo cual aunque pueda parecer inverosímil o  inconcebible la implicancia, pero indica que si lo estará.

Si lo está viendo como algo imposible de creer, alguien más se suma a la conversación, justo para afirmar lo mismo que David y el apóstol Pablo, se trata de Moisés cuando expreso muchos años antes que ambos que; “No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna y las estrellas, y todo el ejército del cielo, seas impulsado, y te inclines a ellos y les sirvas; porque Jehová tu Dios los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos”. (Deuteronomio 4:19).

O sea que ciertamente el hombre está destinado a gobernar conjuntamente con Dios sobre todo el universo creado. Pero esto es solo una parte de un plan mucho más amplio. La afirmación de que el hombre fue hecho “un poco menor” que los ángeles a veces es traducida como “por un poco de tiempo lo hiciste algo menor que los ángeles” (versión Dios Habla Hoy).

Bien, vallamos a la pregunta por la cual ha llegado hasta esta parte de la lectura ¿Somos dioses? , resulta que Jesus fue ampliamente acusado de blasfemia por los judíos de su tiempo porque decía ser el <<Hijo de Dios>> porque tu siendo hombre, te haces Dios “esta era la acusación del pueblo” (Juan 10:33) a continuación la respuesta de Jesús.

Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley (lea el salmos 82:6): Yo dije, dioses sois?; Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada),  ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?  Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis.

Sin duda alguna, Jesús se suma al eterno profeta Moisés, al hombre del corazón conforme a Dios (David) y al apóstol (esclavo de Cristo por amor) Pablo, y no solo los apoya en sus afirmaciones sino que también confirma, que ellos las hicieron por mandato de Él mismo. O sea que ¿Si somos dioses?, veamos lo que Jesús está expresando es en otras palabras; “Si la Escritura llamó abiertamente dioses a los seres humanos, ¿por qué se molestan tanto solo porque yo digo que soy el Hijo de Dios?”

Elapóstol pablo le dijo a los atenienses <<Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos>> (Hechos 17:28). Pero se preguntara usted y con razón; ¿somos los seres humanos verdaderamente hijos de Dios? ¿Qué habrá querido decir Jesucristo con esto?

Analicemos; en salmos 82:6, parte de lo citado por Jesús, Dios dice a los humanos: Yo dije: «Vosotros sois dioses y todos vosotros hijos del Altísimo; el vocablo hebreo traducido como “dioses” es elohim, y literalmente significa “dios” o “los poderosos”, pero en la Biblia su acepción más frecuente es “Dios” (es decir, el verdadero Dios). Esto se debe a que, aunque su forma es plural, la palabra elohim generalmente se usa como singular.

Algunos indican que la palabra en este contexto debe ser traducida como “jueces” (porque para ciertas personas la acepción “los poderosos” simplemente se refiere a seres humanos que ostentan poder). Pero los manuscritos originales del nuevo Testamento traducen la cita de Jesucristo en Juan 10 usando el término theoi, que significa “dioses”.

De hecho, es obvio que Jesús debe haber querido decir “dioses”, porque si él hubiera querido decir únicamente “jueces”, esto no tendría sentido. Veamos lo que sucedería en este caso: “Si la Escritura llamó abiertamente jueces a los seres humanos, ¿por qué se molestan tanto solo porque yo digo que soy el Hijo de Dios?” Esto se opone a toda lógica, porque la afirmación de Cristo solo adquiere sentido cuando la palabra elohimes traducida como “dioses”, no como “jueces”.

Ante esto podríamos argumentar, ¿pueden los seres humanos ser llamados legítimamente dioses, como Cristo dijo? ¿Cómo podremos entender tal revelación? La clave aquí es la palabra hijos, que aparece en Salmos 82. Debemos entender que Dios es una familia, una familia divina constituida de más de una persona. Hay un Dios (la familia Dios) compuesta de más de un Ser divino.

La familia Dios estaba compuesta de dos Seres divinos, como mencionamos anteriormente: Dios el Padre y el Verbo, que se convirtió en carne como el Hijo de Dios, Jesucristo, quien después de su vida y muerte físicas resucitó a una existencia espiritual y divina, como “el primogénito de entre los muertos” (Colosenses 1:18) y “el primogénito entre muchos hermanos” (Romanos 8:29). Por lo tanto, Jesús nació espiritualmente en la resurrección como el primero de muchos “hermanos” o hijos que vendrían después.

Realmente, Dios planeó desde un principio añadir muchos hijos a su familia. Leyendo nuevamente Génesis 1:26, vemos que solo después de crear las plantas y los animales para que se reprodujeran “según su género”, Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”, mostrando que el hombre había sido creado según el “género Dios”.

Para que podamos entender el concepto del hombre creado por Dios a su imagen y semejanza, Génesis 5:3 nos dice que el primer hombre, Adán, más tarde “engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set”. ¿Por qué tenía que expresar tajantemente que fue conforme a la imagen y semejanza de Adan? Sí, esa es la respuesta; Dios estaba básicamente reproduciéndose a sí mismo a través de los seres humanos.

Salmos 82 es mucho más fácil de comprender a la luz de estas explicaciones. En el versículo 6 la palabra dioses es sinónimo de “hijos del Altísimo”. Esto tiene perfecto sentido, porque cuando un ser tiene descendientes, éstos son de la misma especie. Los descendientes de los gatos son gatos; los descendientes de los perros son perros; los descendientes de los seres humanos son seres humanos; los descendientes de Dios son “dioses”, según las palabras del mismo Jesucristo.

No obstante, hay que ser cautos en este punto. Los seres humanos de ninguna manera son dioses en forma literal, (recuerde esta es una de las señales del anticristo se hará pasar por Dios) no hay deidad, ni autoridad de crear en los seres humano. De hecho, al comienzo las personas ni siquiera son hijos o hijas de Dios, excepto en el sentido de que fueron creadas por él a su imagen y semejanza, gracias al sacrificio de Cristo (Dios hecho hombre), los seres humanos podremos ser llamados hijos de Dios, Esto comprende un proceso de reproducción espiritual, mediante el cual Dios nos acoge como un padre a sus hijos. Comienza con su Espíritu, que se une a nuestro espíritu humano. “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios” (Romanos 8:16). A través de esta milagrosa unión, pasamos a ser “participantes de la naturaleza divina” (2 Pedro 1:4).

En efecto, estos hijos son descritos en 1 Pedro 1:23 como “siendo renacidos, no de simiente corruptible <<simiente viene del griego sperma y aquí  quiere decir que ellos no provienen de la célula espermatozoide masculina que fertiliza el óvulo femenino para producir  la vida mortal y perecedera>>, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”.

Esta vida incorruptible e imperecedera a la que son guiados por las Escrituras comienza cuando Dios implanta su Espíritu en ellos, porque “El espíritu es el que da vida” (Juan 6:63). Más aún, el Espíritu Santo es el agente de la concepción espiritual. No nos dejemos confundir de los que se quieren lucrar, engañando a las personas bajo el lema de que somos dioses y como tal podemos hacer cuantas cosas horribles se nos ocurra. Dios es Dios sobre toda la creación incomparable y excelso, nadie es como Él, en su bondad y misericordia ha decidido compartir con el ser humano (su máxima creación) de su divinidad, y que en vez de creaturas suyas podamos ser llamados hijos…y como tal reproducciones de Dios mismo.

“Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.” (2 Corintios 6:18) Y Dios no miente. El Padre quiere darnos a luz como sus hijos legítimos, para transformarnos en la misma clase de seres que él y Jesucristo son, aunque, como hemos dicho, siempre estaremos sujetos a su amorosa autoridad.

Dios les bendiga.

Soluciones o Problemas

SOLUCIONES O PROBLEMAS

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.

    (Abert Einstein)

 “  Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí.”.

(Isaías 1:2)

                Es del todo normal, que la persona que siente sed desee tomar agua, que el que tiene hambre anhele ingerir alimento. También es claro que para el que tiene sueño no hay nada mejor que llegar a su casa, atravesar la puerta de su dormitorio, acostarse sobre su cama y dar riendas sueltas a su necesidad, hasta que la misma sea saciada. De igual modo el padre de familia, que no tiene la suficiente solvencia económica para costear los gastos y necesidades de su esposa e hijos, intenta a toda cuesta conseguir ese empleo o bien, que garantice una vida digna para él y los suyos.   Lo que intento dejar claro es que no hay nada mejor para los problemas y necesidades, que las <<soluciones>>.

Ante situaciones negativas, tener esos deseos, anhelos e intentos, es comportamiento meramente normal. Después de todo nadie desea ser atropellado por precariedades y vicisitudes que más temprano que tarde acabaran destruyendo lo que somos, tanto externa como internamente. Lo que si es un estado anormal o poco común, es el no perseguir o aceptar –si se nos entrega- las cosas que realmente necesitamos, para salir de la dificultad que nos aprisiona, o sea la solución a nuestros problemas. ¿Habrá alguien con este anormal comportamiento? ¿Habrá un encarcelado que no desee salir de su prisión?  O ¿un enfermo que no desee la sanidad? En definitiva, Piense esto por un momento, ya que intento analizar cambios circunstanciales de malo a bueno, de lo peor a lo mejor, de negro a blanco, le preguntare; ¿conoce usted algún ser completamente racional al cual le hayan ofrecido la oportunidad de cambiar su llanto en sonrisa y se negó a aceptar la oferta?… No se moleste en contestar, lo hare por usted. Ciertamente hay un ser, a quien se le ofreció hacer una transición de la oscuridad a la luz, de pobreza a riqueza, del más bajo nivel de vida a la vida plena, de esta tierra plagada de ruinas y pecado al paraíso eterno, sí, fue al ser humano a quien se le ofreció todo esto, ¿sabe que contesto? “Que No”, que estaba bien como estaba, que el mismo podría ocuparse  de su propio futuro, planear su placer y su seguridad, sin depender de nadie. A ver si entiendo, la luz divina llega al mundo y el mundo dice que no hay oscuridad en el. De nada sirve que haya luz, es mas en cierto modo, es innecesaria si no hay a quien o que alumbrar.

Analicemos algo. Según la biblia, en el antiguo testamento se relata la vida de un hombre, cuyo nombre era Isaías quien fungía como profeta en Israel, contado entre los profetas mayores y para muchos el más importante, por su personalidad y mensaje. Para comprender gran parte del profeta es importante situarlo en la época en que vivió y en los acontecimientos que le rodearon. Probablemente Isaías nació y vivió en Jerusalén hacia el año 765 y 701 (a.C.), Isaías vivió muy cerca de los reyes y del pueblo de Israel, los tiempos tristes de servilismo, con breves períodos de paz en el país, por tanto conocía las leyes, costumbres y creencias del pueblo.

No olvidemos que el pueblo de Dios estaba dividido, en dos reinos desde el tiempo de Salomón; al norte el reino de Israel, con capital en Samaria, y el reino de Judá al sur, con capital en Jerusalén. El profeta vivió en el reino de Judá, en Jerusalén,  los hechos y predicciones resaltan especialmente los acontecimientos ocurridos allí, pero los mismos son un aliciente a todos los seres humanos.

Los escritos indican que Isaías pertenecía a una familia noble,  tomo para sí mujer, también profetisa - según lo indica el mismo profeta-, con la cual concibió dos hijos, los cuales recibieron nombres proféticos, por mandato divino. Su misión profética inicia oficialmente con la muerte del Rey Usías, revelando su personalidad fuerte y decidida, seguro de sí y de su vocación al aceptar ser la vasija de Dios que transporte el mensaje de esperanza y salvación. Sin embargo vemos, como antes de esto, ya Dios hablaba a su pueblo a través del profeta Isaías. Esto sin duda nos dice, que antes de que Dios oficializara algún pacto con Isaías, este ya estaba convencido de su pecado y su necesidad de un cambio radical. Isaías no espero a que Dios le buscara para un trato convencional, donde se respetasen sus derechos de hombre débil propenso al pecado y se establecieran condiciones satisfactorias a su humanidad. Procuró estar en un lugar donde pudiera coincidir con Dios, El se autoanalizo dentro, no pudo ver nada más que oscuridad, desolación y abandono. Entiende que esta sumergido en las tinieblas, y que debe ir en dirección hacia la luz. <<Un momento>>, Isaías reconoce su maldad, la necesidad de un cambio, que necesita que las tinieblas que arropan su vida desaparezcan por la llegada de la luz, ¿Cómo es que Isaías entiende que está rodeado de tinieblas en un mundo al cual no le hace falta la luz? ¿Acaso no estaba Isaías dentro del mundo? A juzgar por la conducta del pueblo, allí había un problema claro y <<lo tenía Isaías>>. ¿Por qué dice que necesita la luz si aquí no hay nada que alumbrar? Es como decir que en una familia de posición acomodada, hay uno de los hijos que se queda sin almuerzo porque no alcanzo para darle. Es una conjetura sin fundamento alguno o eso parece.

Pero el profeta Isaías, fundamente su conclusión, en la identificación de un mal que fue el causante de que, lo que afirma con relación a la luz sea cierto, y no un mero acto de desorden mental, cuando dice: “Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí.” (Isaías 1:2). Este es el sentir del creador hacia sus creaturas rebeldes, los cuales se han sublevado contra él. Los hijos rebeldes a los que hace referencia aquí es al pueblo de Judá (descendiente de Israel quien es el primogénito de Dios), Isaías era parte de este pueblo y como tal reconoce que tiene cuentas que aclarar con su creador, al cual identifica como un padre herido de sentimientos. Isaías no antepone sus logros frente a Dios a fin de justificar sus fallas, ni resalta la alta estima de la cual era objeto, ya que al ser una persona noble, de buenas costumbres y estudios, su conducta era sobresaliente sobre sus compueblanos. Mas bien, entiende un principio fundamental para la existencia, y es que << nuestros logros pueden hacernos interesantes y de algún modo admirados, pero es nuestra oscuridad la que nos hace dignos de ser queridos>>, claro, una vez reconocemos nuestra falta, sin duda estamos dando un paso al frente. Nadie puede saber que tan oscuro esta si nunca ha intentado buscar la luz, al igual que nadie puede saber que tan malo es si nunca ha intentado ser bueno, entendemos el costo de obtener las cosas buenas y de tomar el camino correcto, solo cuando meditamos en todo cuanto hemos perdido por ser malos y andar extraviados.

Las decisiones que tomemos en nuestra vida, dependerán de que tan sinceros seamos con nosotros mismos. Asumo que el mundo en que vivió el profeta en aquellos días, no guarda mucha distancia con el de nuestra época, en cuanto al tema del arrepentimiento y convencimiento de pecado, la posición tomada por el mundo actual es similar a la del pueblo de Israel. Hoy tenemos ante nosotros o dicho de otro modo <<entre nosotros>>, a un mundo que grita a viva voz que no tiene de que arrepentirse. Sin duda esta es la respuesta de un mundo confundido, extraviado y anarquista -por descabellado que esto último parezca- ya que han echado a un lado los estatutos divinos y han decidido vivir bajo sus propias reglas, las cuales se fundamentan en <<no respetar las leyes originales impuestas por Dios >>. Antes de continuar debo aclarar que esta conducta, no es propia de los habitantes del mundo en su <<totalidad>>. ‘No es así’, hay una multitud, que aunque muchos en número aun es considerada minoría, - como he aclarado en el capítulo que hice referencia a la esperanza- estos han reconocido su maldad y han aceptado pagar el precio por ser buenos. Imagine si el mundo entero estuviera equivocado o extraviado, ¿Cómo lo sabríamos? Dios mismo tendría que bajar del cielo -en su divinidad y majestad- a decírnoslo. Ya que en una comunidad cubierta de oscuridad total, no habrá nadie con una lumbrera para iluminar el camino, en caso contrario no sería oscuridad total. Hoy día como en los tiempos del profeta Isaías, Dios ha levantado personas que han reconocido que la maldad mora en su casa, y que ese lugar debe ser, única y exclusivamente para el eterno y soberano Creador Jehová Dios. Estos al igual que el profeta, le han dicho a Dios, “heme aquí, envíame a mi”, pero no han corrido con mejor suerte que este, a diario son tachados por la sociedad de locos, mediocres, engañados, engañadores, fatuos, faltos de sentido común y todas clases de cosas que Satanás ponga en boca de la gente. El primer paso para descubrir la luz, es entender que se vive en oscuridad. El mundo que hoy conocemos, el cual luce imponente -y eso piensa de sí mismo-, se encuentra viviendo detrás de una cortina de humo, con la cual intenta disimular u ocultar su realidad y necesidad de soluciones, utilizando como antifaz la teoría de que han descubierto una solución para cada problema, haciendo campañas masivas que hacen creer que así ha sido y será siempre ¡tranquilos, estamos escudados, no hay de que temer!, ¿Es una broma? siendo honestos, pienso que el mundo solo ha descubierto nuevos problemas para las soluciones que de antemano teníamos, y se ha atrevido a contender con Dios lo cual solo indica que la sabiduría del mundo va en retroceso.

Dios, envía soluciones a los humanos, las cuales fueron precedidas de problemas, que a su vez fueron provocados por decisiones tomadas en torno a una proposición previa que recibimos. No hay duda, el ser humano, pulso la tecla equivocada, eligió el camino incorrecto, acepto la proposición inmoral de la cual se le advirtió debía rechazar. Su estatus actual es como el dicho tradicional <<entre la espada y la pared>>, están tan lejos de un buen resultado como de su convicción de la realidad, la mejor opción ahora es retroceder, regresar a casa y aceptar la corrección por parte del padre.

La mayor victoria que puede obtenerse es caer rendido ante Dios, por supuesto que el mundo como tal –sin reconocer su condición pecaminosa y ser transformado por Dios - no puede disfrutar de esta victoria, puesto que entiende que no se puede rendir y pedir ser perdonado ante alguien a quien han declarado la guerra. Sería retroceder sin intentarlo, se sentirían cobardes, después de todo ninguno de nosotros quiere ser recordado como un cobarde. ¿Podría alguien librar una batalla mano a mano contra Dios? Obviamente, para que alguien pueda ganar una batalla, debe predecir a su rival al menos en una ocasión y de este modo utilizar el ataque enemigo a su favor, pero el ser humano no está dotado de las herramientas necesarias para tal acción –en contra de Dios-, de hecho nadie lo está, esto no es siquiera una posibilidad para nadie. Sería como si el libro se revelara contra el escritor y pudiera superarlo en una guerra literaria, parece un ejemplo absurdo y de hecho lo es, pero es la realidad que palpamos hoy día. Un mundo que se ha rebelado contra su creador, intenta a toda costa tomar lo que no es suyo y pervertir lo que es puro. Por sus ideales absurdos sobre reconocer su maldad y necesidad de Dios –del cual se han hecho enemigos-, hoy estamos ante un mundo al cual podemos describir con un solo calificativo <<necio>>, es probable que la ceguera de la cual padece, no le permita entender que no hay mayor cobardía, que la necedad. De no aceptar la única oportunidad que se les ofrece hoy, recibirán mañana lo que por defecto les toca y serán recordados como una humanidad perversa, orgullosa, depravada y <<necia>>. Hay una promesa diferente para los que reconocen sus errores y se arrepienten de sus males. Dios ha decretado, la última campanada esta pronto a escucharse, ¿De qué lado estas? ¿Optaras por soluciones o problemas? Tú decides.

por: Argenis Valenzuela Valdez

Palabras Que Se Dice Que Están, Pero No Están En La Biblia….

Palabras que se dice que están, pero no están en la biblia….

He escuchado a numerosas personas hablar y citar palabras que dice la biblia -según ellos- y yo me he cansado de buscar en mi biblia, pero no las encuentro. Estas personas puede que lo hagan de buen corazón con el fin de edificar pero están alterando la palabra lo cual no es conveniente.
 
“Dios Ama al Pecador pero Aborrece El pecado”…textualmente no está en la biblia.

 -Jonás se lo tragó una ballena
La Biblia solo dice que fue un Pez muy grande, únicamente.
 
-Ayúdate que yo te ayudare
Se deduce esto a partir del capítulo 1 del libro de Josué. Pero no está textualmente la frase. Así que descartada.
 
-Adán y Eva comieron una Manzana.
Cosas de la tradición y del cine pero no de la Biblia.
 
 -Deja que los Pájaros vuele sobre tu cabeza
   En realidad quien la dijo fue  Martin Lutero, padre de la reforma protestante. No la biblia.
 
 -Pablo (o Saulo) se cayó de un Caballo
No he visto ese caballito en ninguna parte.  En realidad no se qué paso pero en mi biblia no está el caballo ese….
 
-Elías subió al Cielo en un carro de fuego.
2 Reyes 2:11 dice que subió en un torbellino.  El carro de fuego solo lo dividió de Eliseo, no lo condujo al cielo. Y Carro de Israel y su gente de acaballo, era una frase idiomática, más que un vehículo.
2 Reyes 2:11…Biblia de Jerusalén
11 Y mientras iban conversando por el camino, un carro de fuego, con caballos también de fuego, los separó a uno del otro, y Elías subió al cielo en el torbellino.
12 Al ver esto, Eliseo gritó: “¡Padre mío! ¡Padre mío! ¡Carro de Israel y su caballería!”. Y cuando no lo vio más, tomó sus vestiduras y las rasgó en dos pedazos.
 
 
-No cae una hoja de un árbol si no es la voluntad de Dios
Es así, pero no está escrita en la biblia
 
-Dios aprieta pero no ahorca
Muy chévere, pero no está en la Biblia.
 
-Dios Obra por senderos misteriosos.
Claro que si, es cierto pero no está en la Biblia.
 
-El Reino De Los Cielos Es Para Violento, Solo Los Violentos Lo Arrebatan
Hay versiones bíblicas (como la reina valera) que dicen algo parecido, pero su exégesis desaprueba esa interpretación. Es algo muy discutido por los exegetas y teólogos.
Les dejo la traducción más correcta, según la biblia de Jerusalén
Mateo 11:12
12 Desde la época de Juan el Bautista hasta ahora, el Reino de los Cielos es combatido violentamente, y los violentos intentan arrebatarlo.
 
-Jesús Fue A Preparar Moradas
Lo he escuchado muchas veces. Pero si lee ese verso bien, se dará cuenta que Jesús no dijo eso en ningún momento.
 
-Martha quita la piedra
¿Y cómo? Los que la dicen cuando uno se lo corrige alegan que se refería a la Piedra del corazón, ósea a la duda, pero son interpretaciones personales. Jesús en ningún momento le dijo a Martha eso ni nada parecido.
 -El templo la hermosa.
El libro de Hechos habla de la Puerta la Hermosa, no el templo; la puerta. Esa puerta llamada  “la hermosa”.
-El fin justifica los medios…
Lo dijo Maquiavelo, no la Biblia.
 
  -Tendremos una estrella en la corona
  Debería ser así, pero no está en la Biblia esa afirmación.  Apocalipsis habla acerca de un galardón según nuestras obras…..pero no dice que tipo ni como es.
- En el cielo habrá sorpresas
Se deduce, se cree, se parece pero no está escrito en la Biblia.
 
Los Tres Reyes Magos (Bazar, Melchor, Baltasar, etc.)
Primero, en la Biblia no dice si eres tres o dos o más. No da números,
Segundo, no dice que eran Reyes, en ninguna parte
Tercero, tampoco se les da nombre, color, ni cosas semejantes.
Lea el capítulo 2 de Mateo por favor.
 

 Cualquier aporte, corrección o ayuda, favor ponerla, pero con sus citas bíblicas. Gracias
 

“El Origen De La Fe”

Da el primer paso en la fe. No necesitas ver toda la escalera, sólo dar el primer paso. (Martin Luther King)

“Os digo que pronto les hará justicia. Cuando venga el Hijo del Hombre ¿Hallara  fe en la tierra?”

(Lucas 18:8)

                Desde tiempos inmemorables hasta nuestros días, la mayoría de los seres humanos de todas las épocas hemos escuchado hablar de este pequeño ingrediente que es una especie de herramienta –si se quiere- que nos ayuda a ser personas de más intimidad, confianza y cercanía para con Dios, y de más desequilibrio mental según la percepción de las personas que no comparten nuestra forma de ver las cosas, y la manera tan serena en que enfrentamos las situaciones por difíciles que estas parezcan. Esta herramienta es la que nos hace esperar una oportunidad en medio de cada dificultad, una bendición más allá de cada proceso por el cual estemos pasando, y una manifestación de Dios aun en medio de las circunstancias más difíciles y opuestas a nuestra vista humana. Este sentimiento que nos hace parecer, ser y vivir diferente se llama fe.

                La fe puede ser descrita o definida  de muchas maneras y esto hace –en mi opinión – que la encontremos en abundancia en el mundo actual. Razón por la cual aunque puede, no debe tener tantas definiciones una misma palabra –por lo menos no está- dado que si vamos al contexto original de la palabra fe y lo aplicamos como vara de medir, entonces veremos cómo cientos de miles de personas que proclaman a todas luces vivir en la fe y por la fe deben hacer sus maletas y mudarse hacia el lado opuesto de esta. Dado que el significado –sobre todo bíblico- de la misma arroja luces a través de las que se puede notar que es una palabra poco abundante y cuya aplicación es  mínima en las vidas de la mayoría de los habitantes de esta gran “aldea global” llamada planeta tierra.

Bien, el panorama que se nos presenta ahora es este, en un hecho ocurrido hace un buen tiempo. Mientras Jesus –Dios hecho hombre- iba con sus discípulos camino a Jerusalén al pasar  entre Samaria y Galilea se detuvo en una aldea ubicada por esos predios. Le salieron al encuentro diez leprosos y como era su costumbre – aun hoy en día lo es- al ver la necesidad y el clamor por saciarla, el maestro procedió a sanar a aquellos hombres, luego de esto fue testigo de que una gran cantidad de los seres humanos –la mayoría-  carecemos  de aquel don llamado gratitud. Un poco más tarde el maestro se sometió a los cuestionamientos de los fariseos, y aprovechó la oportunidad para comenzar a declarar verdades eternas sobre  el reino de Dios, sacrificio y venida de Cristo. Y mientras exponía  esas palabras de sabiduría, guía y sustento -al que las cree- se sintió en la necesidad de explicarles la importancia de orar sin cesar, y no desmayar en cuanto a pedir lo que se desea. Lo hace utilizando la parábola de “La Viuda y el Juez injusto”. Jesús enfatizó en la actitud  perseverante de esta mujer (La Viuda), la cual prácticamente obligo a que se le hiciera justicia, dada su insistencia, aún cuando parecía imposible que la justicia y ella reposaran en el mismo lugar, finalmente llego lo que tanto había esperado, y llego de la mano de una persona que no tenia temor de su creador(Dios) ni de sus iguales(Hombres), una persona a quien yo imagino como un arrogante, fanfarrón y con injustificados aires de grandeza(El Juez), que ante ninguna situación daría su brazo a torcer. Pero una simple mujer pudo hacerlo ceder, y su estrategia fue nada más y nada menos que no desmayar en cuanto a pedir lo que deseaba.

Aquí el maestro hace una pausa y empieza a pesar en balanza a este Juez con todos sus defectos y virtudes –si las tenia- y parece colocarlo en un mano a mano con el rey de reyes y señor de señores, el maestro está hablando del mismísimo Dios, el eterno perdonador y libertador del pueblo de Israel, del cual dijo el profeta (Habacuc 2:20) que “está en su santo templo, calle delante de él toda la tierra.” Si, el mismo que le confirmo a salomón (2cronica 7:14) que “oye desde el cielo, que perdona pecados y que sana la tierra”. Y como Dios con tantos atributos y características de relevancia histórica podría compartir escenario con este simple Juez terrenal con complejo de personaje principal de película de acción? No entiendo, Jesus tampoco. Lo cierto es que el juez de la parábola no es ni un símbolo, ni mucho menos un sustituto para Dios. Él ni temía a Dios (necedad) ni respeta a las personas (irreverencia) por tal motivo su carácter se considera como malo o negativo. Lo que sucede en esta parábola es un argumento “de lo menor a lo mayor” o “de lo peor a lo mejor,” el cual es un tipo de argumentación común en el judaísmo antiguo – el mismo fue usado por  Jesus para hacerse entender-. Se presenta un ejemplo “menor” o “peor” que Dios –todo es inferior a Dios- para entonces proponer que Dios es infinitamente “mayor” o “mejor.” Como también lo podemos ver en Mateo 7:11 “pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dadivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?”. En otras palabras si los malos ceden ante las suplicas, con más razón lo hace Dios.

Regresemos al tema que nos ocupa. Aquí, hasta el juez injusto –necio e irreverente- por fin le rinde justicia a la viuda, aunque no por una razón honorable. Ahora detengámonos un momento. Pensemos esto, Si un juez tan injusto puede acceder a dar justicia a los pobres y los marginados de la sociedad, ¡cuánto más Dios “hará justicia a sus escogidos”! Por tal razón al contemplar la acción final del Juez con la viuda el maestro les lanza a la conciencia de aquellos estas dos preguntas ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? (Lucas 18:7), sin dudas creo que estas preguntas navegaron en lo más profundo del interior de los allí presentes, pero no encontraron respuesta alguna,- la fe de ellos no alcanzaba esos niveles- por lo cual Jesus procede a contestar con una afirmación “Os digo que pronto les hará justicia” dijo. Luego dejo caer una nueva y aun más profunda interrogación  “Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?”(Lucas 18:8). Sin dudas esta pregunta se convirtió de pronto en la parte fundamental de toda esta historia.

¿Hallara fe en la tierra?, analicemos esta parte, el maestro hace la interrogante que deja  atónitos a todos los allí presentes, pero la misma fue precedida de otras palabras que fueron no menos profundas e importantes. “Pero cuando venga el Hijo del Hombre”  Esto último arroja una luz de esperanza, a la vez que se transformaba en un sello de garantía automática,  ya que si lo nota, Jesús tenía por costumbre presentar en sus parábolas a personas despreciadas o abandonadas por la mayoría de la sociedad como personajes que sirven como ejemplos a seguir por su conducta en una determinada situación. Las viudas formaban parte de los mas abatidos y vulnerables de la sociedad Palestina en aquel tiempo, una persona a quien desde la antigüedad  se le negaba la justicia constantemente como se puede ver en (Is. 1:23; Sal 94:6; Mal 3:5;). Y para la época de Jesus no era diferente. Sin embargo, la persistencia de esta viuda en exigir la justicia es un modelo a seguir para nosotros. Puesto que  si usamos la lógica, podremos ver una analogía similar entre esta y los seguidores de Jesús, veamos. En este mundo somos despreciados, abusados, perseguidos, maltratados, denigrados de algún modo en sentido alguno de la palabra. -si es creyente de seguro ha tenido que padecer alguna de estas cosas o quizás todas- ¿Y quién nos auxilia? ¿Quién se coloca de nuestro lado y comparte nuestro dolor? ¿Quien escucha nuestros argumentos y nuestras quejas? ¿Quién nos hace justicia?  ¿Quién?, De seguro se ha hecho usted alguna de estas preguntas, yo también, y para mi sorpresa resulta que todas tenían la misma respuesta “Jesus”.

Así es, y en este episodio de la historia queda plasmado en la santa biblia, una revelación esperanzadora, que hace que veamos más allá del dolor, del desprecio, de los rechazos de la sociedad, y es que el maestro nos afirma que “volverá”. Sin dudas esta declaración llena de gozo el alma y Corazón del que ha decidido creerla, le cambia el semblante no solo del rostro sino también del alma. Esta declaración más que nuestra razón de vivir -en mi opinión – es la vida misma, es el todo para el que guarda la fe, conoce y persevera en quien ha creído. No importa cuánto padezcamos en esta tierra, es parte del precio de la boleta a la vida eterna y al lugar que él (Jesucristo) ha preparado para nosotros.

Pero es aquí donde entra en acción la parte más comprometedora de nuestra historia, es la que nos da indicios de lo difícil que sería perseverar en la fe en estos tiempos. ¿Hallara fe en la tierra? El volverá pero ¿lo estaremos esperando?  Nótese que por referencias bíblicas sabemos lo complicado que se hace tener fe, ahora piense en lo aun mas difícil que se hace mantenerla viva en nuestra vida… De acuerdo, no tiene que hacerlo Jesus ya lo hiso por usted. Pero para saber realmente lo que pregunto el maestro, tenemos que saber primero en que concepto tenemos la fe y si es adecuado nuestro concepto de esta, por ejemplo la biblia dice que la fe es “La certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1)” este concepto -con el cual estoy totalmente de acuerdo- demuestra la naturaleza de la única clase de fe que acepta Dios, que es la fe que triunfa en la peor de las circunstancias. Es la fe que cree en las realidades espirituales, la fe que no cede, no da paso a la duda, no se rinde ante las adversidades, la fe que permanece para siempre.

Nótese que la forma en que me refiero a la fe al principio de este análisis es “Pequeño ingrediente”. Aunque Es probable que usted me preguntará. ¿Porque pequeño? ¿Acaso no es usted creyente? ¿No sabe lo que se puede hacer con la fe? O ¿será que usted no tiene fe? Mis respuestas irían en orden descendente (de la ultima a la primera pregunta) tengo fe en Dios y trato a diario de que se multiplique en mi vida y en el peor de los casos que se mantenga, en la fe consiste nuestra salvación soy consciente de su gran poder, soy creyente de mucho tiempo tras los pasos del maestro tratando cada día de aprender a depender solo de él, esperanzado en verle regresar por mi. Pero aun así creo que la fe es un pequeño ingrediente el cual es esencial para permanecer  en el camino que nos llevara a la salvación. Si perdemos la fe, nos hemos perdido a nosotros mismos y también nuestro lugar en el reino de los cielos. El escritor de la carta a los Hebreos nos dice que Sin fe es imposible que podamos agradar a Dios, o sea sin fe no se llega a conocer el amor que es Dios y sin Dios no somos nada, una persona sin fe solo existe mas no vive.

Quiero detenerme un momento aquí, ya que considero necesario explicar el calificativo de “pequeño ingrediente”. Lo llamo así dado que si se fija usted, la fe es la única de las virtudes cristianas que no se le requiere al creyente que tenga “llenos los graneros” del alma y Corazón de ella. Al contrario la biblia nos dice que con solo “un poco” (específicamente del tamaño de un diminuto grano de mostaza) de fe en nuestra vida podremos lograr grandes cosas (Mateo 17:20) e incluso cosas imposibles. No se menciona en la biblia que con solo un poco de amor podemos hacer algo, tampoco que con un poco de paz podre cambiar al mundo, mucho menos que con un poco de humildad puedo contagiar a los demás, no, y no se menciona porque con un poco de estos no puedo hacerlo –no estoy restando merito a la fortaleza de estos frutos espirituales, lo que intento es que conozcamos el gran poder que representa la fe-. Si lo analiza, Jesus fue sorprendido por la fe que tenía el centurión –muy pocas cosas pueden sorprender a Dios, la fe es una de ellas-, pero esto no quiere decir que era un hombre lleno de fe (Mateo 8:10), solo indica que en él fue hallada una fe superior a la de los creyentes de aquel entonces, una fe genuina, una fe que escaseaba, una fe en vía de extinción, una manifestación de fe que no se veía desde hacía -probablemente- Muchos años. Jesús se sorprende al ver la fe con que actúa, discierne y entiende este hombre de tradición no creyente. Esto nos revela el ciclo que debe sufrir la fe para aumentar de nivel, inicialmente la fe debe ser escuchada (Rom. 10:13), luego la fe debe ser entendida, inmediatamente la fe debe ser revelada, para entonces ser probada con el fuego de la prueba, la cual la purifica (1Pedro 1:7) y así la fe es fortalecida y llevada a un nivel diferente en cada área de nuestras vidas. Sin dudas la fe de este hombre ya había pasado por todos los procesos necesarios, y al parecer los paso con buena calificación, su fe ya se encontraba en este nivel diferente que sorprende al maestro,  tanto así que Jesus aprovecho para recordar que este tipo de personas (gentiles de fe inquebrantable) tendríamos parte en la misma mesa con Abraham,  Isaac y Jacob. Imagine, se nos habla – a nosotros- de nuestra entrada al paraíso y Todo esto por medio de la fe. Aun así, no asusta tomar la determinación de dejar que sea procesada esa fe que se asoma a las ventanas de nuestra vida indicándonos el camino a tomar sin retroceso ¿qué les parece?

Todos quisiéramos tener fe, o al menos eso profesamos, por eso algunos oramos para que Dios nos ayude a tener fe para que podamos creer más a su palabra, obedecer  su doctrina y seguir por el camino que él ha trazado para nosotros hasta el final, eso suena bien, pero en mi opinión -sin catalogar de errado este método- creo que el mismo no es aceptable a nuestra realidad, dado que si usted preguntara sobre la fe al creyente promedio, le diría que la fe es <<aceptar o considerar como verdad las doctrinas del cristianismo>>. Y de ser así sería tan fácil tener fe, inclusive el mundo estaría repleto por todos lados de tanta fe, dirían todos “hay que aceptarlo y ya, solo eso, es el mandato y punto”. Pero esto no es lo que Dios quiere, esto arrojaría al aire un debate ¿Dios es gracia o autocracia? Esto no debe ser así y de hecho no es así. La fe escasea en el mundo actual (está en peligro de extinción), y Dios no nos impone autocráticamente que tengamos fe, no. La doctrina de Dios se basa en el amor y la libertad, pero sin fe nunca conoceremos el amor, y sin amor nunca tendremos libertad, sin amor nos convertimos en esclavos del pecado, sin amor nuestra vida no es nuestra, esa es la verdad. Veamos cómo funciona esto; Dios nos creo y nos dio entendimiento y con el la capacidad de elegir, acompañado de un libre albedrió para que podamos decidir o sea facultad de elegir, no sin antes mostrarnos el camino bueno y el camino malo. He aquí donde la historia nos lleva a expresar el concepto de fe que -entiendo-  cada cristiano debe tener <<la fe consiste en creer a la manifestación de Dios que nos ha sido dada, cada persona debe tener fe  y esto es nuestra parte aceptar que Dios es Dios y colocarlo en el lugar que le corresponde en nuestra vida. Saber que aunque no le podamos ver, la fe nos ayuda a estar tan cerca como para escuchar el latido de su corazón y el susurro de su voz (conocer sus sentimientos)>>, esto es fe, vivir en torno a lo que hemos recibido de Dios poniéndolo por obra en nuestra vida, no permitiendo que la razón te despoje de tu fe, por el contrario es depositar la razón en el terreno de la fe. La razón es limitada pero la fe no conoce límites, vuela alto donde la mente humana no puede siquiera imaginar, la fe tiene la combinación que abre las puertas del reino de los cielos y con ella el acceso a todas las bendiciones que Dios tiene preparadas para cada uno de nosotros. Al llegar a esta parte hemos aclarado varios puntos de importancia, como dejar por sentado que la fe es el primer paso para recibir las bondades de Dios, el que tiene una fe –genuina en Cristo- conseguirá sin dudas todo lo demás. Solo queda una última interrogante ante el advenimiento de nuestro señor Jesucristo y es ¿Hallara fe en la tierra?.

Nube de etiquetas

Bring Me the Head of David Dixon

Fulfilling the peculiarity of my nature, one comic strip at a time.

LA GRAPHIC DESIGN

We like nice things!

JUVENTUD DE OJOS ABIERTOS

y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

argenisvalenzuela

Dios esta esperando que le permitas cambiar tu vida...

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

WordPress.com News

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.